Dormitorios con mucha luz

No hay nada más placentero que despertarse en un cuarto lleno de luz. Un cuarto en el que el sol baña por completo la estancia y se aleje de todo concepto que recuerde a una oscura cueva. Esos dormitorios con los que sueñas, existen. Y se basan en soluciones sencillas, prácticas y efectivas para hacer que la luz sea la auténtica protagonista. Si no lo crees, ficha estas ideas. 

image
Coloca estores en las ventanas

Pero no estores opacos. Apuesta por modelos que dejen pasar ligeramente la luz a través de su tejido translúcido. Durante el día. levántalos y deja que el sol bañe tu cuarto. ¡Persianas bien subidas! 

1 de 8
Un gran ventanal

Son los grandes aliados de los dormitorios luminosos. Si tienes la posibilidad, opta por ellos. Para que el sol no te dé directamente en la cara, puedes colocar el cabecero de espaldas a la ventana. ¿Cortinas? No, gracias. 

2 de 8
Adiós, visillos

Los visillos quedaron atrás. Ahora, unas sencillas cortinas de lino serán la mejor apuesta para dejar que la luz entre de forma natural y sin tamices en tu cuarto. 

3 de 8
También en el dormitorio infantil

Los visillos quedan también fuera de cualquier opción infantil. En su cuarto, opciones más divertidas, con tonos degradados o estampados coloridos. 

Foto: Cortesía de Designers Guild

4 de 8
Ventanas-tamiz

Este tipo de ventana evita mirones desde fuera y te aporta tranquilidad. Además, tamiza la luz de forma agradable. Con unas persianas para la noche, será la solución perfecta, sobre todo, en los cuartos de adolescentes (y su preferente gusto por el cuarto-cueva...).

5 de 8
Coloca un espejo para multiplicar la luz

Colocar un espejo en el dormitorio en un lugar cercano a la ventana o enfrentado, es una solución efectiva para multiplicar la luz gracias al poder de los reflejos. Y además, es un accesorio práctico. Soluciones 2x1. 

6 de 8
Cortinas sencillas

Y no hay mayor sencillez que la que aporta el blanco neutral. Las mejores aliadas de un cuarto bien iluminado. 

7 de 8
Tonos blancos

Multiplica la luz que entra por la ventana apostando por el color blanco en toda la estancia: sábanas, cama, accesorios... el paraíso de la luz y de tu relax depende, también, de los colores. 

Foto: Cortesía de Primark 

8 de 8
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Dormitorios