Cuál es la mejor postura para dormir y cómo afecta a la salud

Sabemos cómo afecta la posición en la cama en la salud si duermes sobre el lado izquierdo, boca abajo o en posición supina.

cómo afecta a tu salud la posición en la que duermes
Getty Images

        El dormitorio tiene que ser un lugar apacible, bien ventilado e iluminado. Además, la postura en la que dormimos afecta seriamente a nuestra salud, al bienestar y el sueño. Dormir sobre el lado izquierdo, por ejemplo, puede aumentar el riesgo de tener pesadillas y, en cambio, puede aliviar el ardor de estómago.

        Maisons du Monde

        La postura al dormir también afecta a la frescura de tu rostro al día siguiente, tanto como la elección de tu colchón ideal y cambiar de cama. Así que ten mucho cuidado. Aquí tienes los pros y los contras de las 5 posturas más habituales para dormir.

        Dormir sobre el lado izquierdo

        Beneficios: Las personas que padecen acidez crónica experimentan una importante sensación de alivio al dormir sobre el lado izquierdo. Como confirma el Dr. Matthew Noble, responsable de babylonhealth.com, una plataforma de consejos médicos 2.0, en una entrevista concedida al Daily Mail, "los síntomas de acidez estomacal durante la noche se exacerban. Dormir sobre el lado izquierdo del cuerpo parece facilitar que el organismo reduzca al mínimo la cantidad de sustancias ácidas en el cuerpo. Esto alivia la sensación de malestar".

        [/image]

        posicion dormir en la cama afecta salud y digestion
        Getty Images

        Inconvenientes: Según un estudio realizado en Turquía por la Universidad Yuzuncu Yil, casi el 50% de las personas que se duermen sobre el lado izquierdo del cuerpo experimentan pesadillas. Esto contrasta con el 14,6% de los que duermen sobre el lado derecho.

        Dormir boca arriba

        Beneficios: Dormir en decúbito supino, con la cabeza bien elevada por una almohada y las piernas estiradas, puede aliviar el dolor de espalda. Al mismo tiempo, el rostro se beneficia, ya que esta posición evita que la cara esté presionada contra la almohada durante horas, así que recomendamos elegir las almohadas más cómodas para tu dormitorio.

        Inconvenientes: Dormir boca arriba aumenta considerablemente el riesgo de apnea del sueño. Esto ocurre porque la gravedad pesa sobre la lengua y, al caer hacia atrás, obstruye la garganta y, en consecuencia, la respiración. Tampoco es recomendable para quienes suelen rechinar los dientes mientras duermen.

        Dormir en posición fetal

        Beneficios: La osteópata entrevistada por el Daily Mail, Amy Hope, identifica esta postura como la ideal para dormir plácidamente. "Dormir en posición fetal permite a la columna 'respirar' y le proporciona mayor flexibilidad a la hora de cambiar de posición al dormir", afirma. Quienes prefieren dormir en posición fetal son también las mismas personas que suelen confiar en el calor del hogar y el apoyo de la familia en la vida.

        Inconvenientes: La posición menos aconsejable para quienes sufren dolores de cabeza. De hecho, la presión añade dolor al constreñir el cuello. Complicado también para hombros y espalda, que necesitan el apoyo (importante) de una buena almohada si no quieren sufrir. Por tanto, olvídate de las almohadas demasiado bajas.

        Dormir sobre el lado derecho

        Beneficios: La posición para quienes padecen hipertensión arterial. ¿La ventaja? El corazón siente que tiene más espacio, por lo que se ejerce menos presión sobre él. Por lo tanto, también se recomienda a las personas con problemas cardíacos. Dormir sobre el lado derecho también alivia la tensión del cerebro, la columna vertebral y el sistema nervioso, con lo que se previene el riesgo de Alzheimer.

        [image id='f1197294-aeba-4546-aa7f-ee48a407756b' mediaId='d949916f-304b-4b22-a96c-cd22a07a901a' align='center' size='medium' share='' caption='' expand='' crop='']

        Inconvenientes: En el embarazo, especialmente en los embarazos más avanzados, esta es la posición que hay que evitar. Según una investigación realizada por la Universidad de Auckland (Nueva Zelanda), al estudiar los hábitos de sueño de las embarazadas, se descubrió que 155 de un total de 310 futuras madres, dormir del lado izquierdo afectaba al resultado de su embarazo.

        Dormir boca abajo

        Beneficios: También conocida como la postura de la caída libre, favorece la digestión y potencia los sueños más salvajes más que ninguna otra postura.
        Inconvenientes: Cuidado con los músculos y nervios del cuello. ¿El riesgo? Levantarse con fuertes dolores de cabeza.

        Publicidad - Sigue leyendo debajo
        Más de #Bienestar