Cómo limpiar el armario el profundidad paso a paso y mantenerlo

El cambio de armario es el momento ideal para limpiarlo, aquí te dejamos la mejor guía para hacerlo paso a paso.

limpiar armario
lisegagneGetty Images

    El mejor momento para limpiar a fondo el armario es cuando hacemos el cambio de ropa. Encontrar nuestro armario vacío solo ocurre estas dos veces al año y es algo que debemos aprovechar si queremos que nuestra ropa se mantenga en perfectas condiciones. El polvo, la posible humedad y los malos olores puedes instalarse en tu armario y, por ende, en tu ropa, así es como tienes que evitarlo.

    Aunque hay que hacer una limpieza mensual para evitar la acumulación de polvo, hacer varias en profundidad es siempre una buena idea para un mejor mantenimiento. Esto es lo que tienes que hacer para limpiar a fondo tu armario para mantener tu ropa en las mejores condiciones.

    This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

    Cómo limpiar el armario en profundidad

    1. Vacía el armario. Selecciona la ropa que vas a guardar para la temporada que viene, la que vas a donar o reciclar y la que hay que lavar antes de volver a meterla en el armario.
    2. Ventilar. Deja abierto el armario durante 15 minutos por lo menos con la ventana de la habitación abierta para que ventile correctamente, así evitarás problemas de humedad. Esto es recomendable hacerlo de forma habitual, aunque la ropa esté dentro.
    3. Quita el polvo. Lo que más se acumula es el polvo, retíralo con un paño o si lo necesitas ayúdate en los cajones con una aspiradora de mano.
    4. Limpia en profundidad. Con un producto específico para madera, limpia bien con ayuda de un trapo todos los rincones. El interior, los cajones, las puertas, los maleteros... Tomate tu tiempo para hacerlo bien. Puedes utilizar también una solución con agua y jabón para hacer este paso.
    5. Las puertas. Si tu puerta tiene un espejo, límpialo con productos específicos. No olvides la parte de fuera, hay ocasiones en los que hay que hacer mantenimiento a los lacados, a los pomos...
    6. Coloca la ropa. Una vez esté todo listo y seco, es el momento de colocar la ropa. Aprovecha para ordenarla de mayor a menor uso. Si acabas de lavarla asegúrate de que esté bien seca antes de colgarla para evitar humedades y malos olores. Con los zapatos, igual, una buena forma de mantener los zapatos ordenados es con unas cajas para evitar olores y acumulaciones.
    7. El toque final. Para darle buen olor a tu armario puedes colocar unas bolsitas perfumadas o bolas de olor, las que están indicadas para esto protegen tu ropa contra polillas y ácaros.
      Publicidad - Sigue leyendo debajo
      Más de Trucos de hogar