Tipos de almohadas: dime cómo duermes y te diré cuál es la tuya

Si no das con la almohada adecuada para un buen descanso, a lo mejor no estás teniendo en cuenta todas estas cosas. Presta atención, así tiene que ser tu tipo de almohada.

almohadas tipos
iz ustunGetty Images

    Cuando pensamos en un buen descanso, uno de los elementos más importantes a tener en cuenta es la almohada. Si te levantas con dolor de cabeza o cervicales, te cuesta conciliar el sueño o te levantas muchas veces durante la noche, puede que la clave esté en que no estás utilizando una almohada que se adecúa a tus necesidades.

    Además de tus gustos en firmeza, también debes tener en cuenta cuál es tu postura más habitual a la hora de dormir, cuántas almohadas necesitas, si es mejor dos pequeñas o una grande... Son muchos los factores a tener en cuenta. Esto es todo lo que debes saber antes de comprar una almohada.

    Tipos de almohadas

    La altura de la almohada es el primer factor que debemos de tener en cuenta a la hora de escogerla:

    • Almohada baja (11cm): está recomendada para las personas que tienen tendencia a dormir boca abajo, de esta forma las cervicales quedan protegidas y no te levantarás con dolor de cuello. Además también son las más habituales para los niños.
    • Almohada media (12-13 cm): indicada para los que duermen boca arriba, con la espalda en el colchón. Se necesita una elevación media de la cabeza para que no haya problemas posteriores en cabeza y cuello.
    • Almohada alta (15 cm): esta es la almohada perfecta para los que tienden a dormir de lado, mantiene la cabeza a la altura de los hombros asegurando que la columna vertebral está lo más recta posible.

      También es importante tener en cuenta el material, así logramos una almohada con las condiciones perfectas para nuestro caso:

      • Almohada de fibra: si duermes boca abajo e incluso si eres de los que meten el brazo debajo de la almohada. Este material hace que tenga una firmeza media-baja, ideal para mantener tu posición sin dolores.
      • Almohada viscoelástica: aquí podrás elegir la firmeza de tu almohada por lo que la hace ideal para todas aquellas personas que se mueven mucho durante la noche y cambian habitualmente de postura.
      • Almohada de plumas: para los que buscan suavidad en su descanso. Son el punto medio entre firmeza y estabilidad, perfecta para los que duermen boca abajo.
      • Almohadas de látex: son de alta resistencia y sufren menos deformaciones a lo largo del tiempo. Puedes escoger tanto su altura como su firmeza en función de tus necesidades.

        This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

        Es redactora de Star Style en ELLE.es donde escribe sobre estilo, famosos, actualidad y moda.
        Publicidad - Sigue leyendo debajo
        Más de Trucos de hogar