Micasa participa en varios programas de afiliación de marketing, lo que significa que Micasa recibe comisiones de las compras hechas a través de los links a sitios de los vendedores.

Cortinas para el dormitorio: 5 consejos prácticos para acertar en la elección

¿Qué tamaño es el recomendable?, ¿y si son demasiado opacas? Te contamos todo lo que debes tener en cuenta a la hora de elegir las cortinas del dormitorio y acertar.


    El dormitorio es una de las estancias privadas del hogar donde donde reflejamos plenamente nuestros gustos personales. Los colores, las texturas, las formas y los estampados son fieles a nuestros gustos; por eso, las cortinas cumplen una misión muy importante en la decoración del dormitorio.

    La función de vestir la ventana del dormitorio no es una tarea sencilla. Entran en juego muchas variables, desde la forma de la ventana, pasando por el tamaño de tu habitación hasta si es mejor optar por un estor que por una cortina. Con las 5 pautas que te dejamos a continuación te aseguras que acertarás a la hora de dar privacidad a tus ventanas.

    This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

    1) Presta atención al tamaño de tu ventana

          Lo primero que debes tener en cuenta es cuánta tela necesitas para tapar la ventana. En principio, puede que no sea necesario que optes por unas cortinas hasta el suelo. Lo ideal es que tus cortinas se extiendan hasta 15 centímetros más que tu ventana, pero las tendencias van cambiando.

          Para tener unas cortinas bonitas y decorativas, un aspecto a valorar es la forma. Normalmente, tienen ángulos rectos y se amoldan muy bien al marco de la ventana, de tal manera que al colocar las cortinas no vas a notar una confrontación estética en la forma, teniendo en cuenta que todo el conjunto guarda una armonía equilibrada de líneas rectas.

          Image Source

          2) ¿Qué tela es la mejor?

          Al igual que en el resto de decoración, hay telas más de invierno y otras más de verano; por esta razón, tendrás que optar por unas diferentes en cada estación. Para hacer más acogedor tu dormitorio en las estaciones de más frío escoge unas cortinas de chenilla o aterciopeladas, mientras que si buscas crear un ambiente más fresco en verano lo mejor es optar por el lino o la loneta suave, ideal para refrescar la casa.

          Jacek Kadaj

          3) Los estores, la mejor elección

          Si no encuentras unas cortinas que encajen contigo, puede que lo que estés buscando sean unos estores o visillos. Además de ser una solución mucho más cómoda, es lo mejor que le puedes poner a tus ventanas más pequeñas. Si lo que necesitas es funcionalidad, esta es una buena idea como para transformar tu dormitorio en una habitación de hotel.

          Los estores buenos permiten tamizar la luz y se pueden encontrar en múltiples diseños y con tejidos de todos los tipos. Además, suelen ser de poliéster o PVC y se confeccionan por tejidos de alta calidad; además, ofrecen una función práctica: repelen el polvo y se adaptan al tamaño de la ventana. Por eso, antes de elegir las cortinas y estores para el dormitorio, valora las cualidades de cada uno.

          archigram

          4) La mejor opción para dar luz a tu dormitorio

          ¿Te da miedo que las cortinas hagan más oscura tu habitación? No te preocupes, lo mejor que puedes hacer es utilizar la tela de los visillos para confeccionar las cortinas. De esta forma, aunque se dispongan corridas seguirá entrando luz natural, algo muy importante para decorar un dormitorio de interior sin luz. No obstante, si buscas un término medio, siempre puedes hacer combinaciones en los grandes ventanales.

          imaginima

          5) Elegir las cortinas más bonitas para el dormitorio

          Un principio básico antes de elegir las cortinas es que observes bien el estilo del dormitorio. Dependiendo de la gama cromática que haya y el tipo de decoración, así deben ser las cortinas. Si has optado por tonos oscuros o neutros en las paredes, elige unas cortinas claras (blanco o en tonos cálidos); en cambio, si buscas generar un contraste considerable con la decoración de colores claros, entonces puedes escoger unas cortinas de color oscuro. De todas formas, para decorar dormitorios juveniles, podemos optar por colores llamativos: naranjas, salmón, amarillas, rosas, etc.

          En definitiva, el objetivo es que elijas unas cortinas que sean agradables a nivel estético y que resulten interesantes para la decoración, pero debes valorar un aspecto fundamental: el color debe ser atractivo y que combine adecuadamente en la habitación como para tener un piso familiar muy cálido.

          This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

          Es redactora de Star Style en ELLE.es donde escribe sobre estilo, famosos, actualidad y moda.
          Publicidad - Sigue leyendo debajo
          Más de Compras online