Una habitación pequeña para dos

Tengo dos niños de 5 y 2 años, respectivamente, que deben compartir una habitación muy pequeña. Mide 3 x 2,10 m. En una pared está la puerta y en la otra la ventana. Me gustaría poner camas nido, pero no sé si quedará poco espacio para movernos por la noche, ya que mi hijo pequeño aún se despierta de madrugada. Tengo una cama prácticamente nueva con tres cajones debajo y quería colocar debajo otro colchón, ya que no me gustan las literas. En una de las paredes, la pared hace un retranqueo que hemos aprovechado con estantes a medida desde el suelo hasta el techo.

Las dimensiones de la habitación y la ubicación de la ventana y de la puerta limitan mucho la distribución del mobiliario. La mejor opción es que coloques la cama debajo de la ventana, vestida con un estor, tal y como puedes ver en el plano de la derecha. Para aprovechar la cama que tienes actualmente, recurre a un carpintero para que te haga una estructura a medida en la que ubicar otro colchón, justo en el hueco que ahora ocupan los tres cajones. Queda el espacio suficiente para abrir la cama, aunque el paso es muy limitado, pero es la mejor opción. Piensa que tus visitas durante la noche a la habitación de tus hijos son algo temporal. Podrás situar una balda o un tablero estrecho (de 40 cm como máximo de fondo), pegado a la pared, con dos taburetes —que quepan debajo de la mesa de tal manera que queden totalmente escondidos—. Unas baldas en la pared, completarán la decoración y te permitirán almacenar en cajas más juguetes y cuentos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas