Dos funciones para una habitación

Tengo una habitación vacía que mide 3,20 x 1,80 m aprox. Ahora mismo está llena de trastos pero ha llegado la hora de organizarla. Tiene un armario empotrado, con el frente acabado en roble en un tono suave, que mide 1,40 m de ancho. Me gustaría colocar una zona de trabajo, para tener el ordenador y organizar los papeles de la casa. En la casa no hay demasiados armarios por lo que he pensado en ganar espacio de almacenaje pero no quiero saturar la estancia ni cargarla demasiado. Tampoco sé cómo integrar la zona de almacenaje y la de estudio. ¿Me ayudáis?

Para no agobiar el espacio y como el frente del armario empotrado están acabadas en roble, opta por acabados ligeros y luminosos para el resto de piezas. Nuestra propuesta es que crees una habitación que haga las funciones de vestidor y zona de trabajo. Dale un aire actual, con cierto toque cosmopolita. Utiliza acabados en laca brillo o mate en blanco y cristal. Hemos proyectado una mesa de trabajo de 1,25 x 0,55 m (no demasiado ancha ya que no la necesitas para estudiar) de cristal con un par de borriquetas de diseño en acero y una silla llamativa. Una alfombra te ayudará a delimitar la zona de trabajo. A su lado, junto a la ventana, una cómoda butaca que te ayudará a dejar la ropa al final del día y se convertirá en un agradable rincón de lectura. Y enfrente, un frente de armarios de poco fondo (37 cm es una buena medida para que no se meta en la ventana y reste luz natural). Puedes poner hasta cuatro cuerpos. ¿Qué te parece alternar los frentes en laca mate y brillo intercalados? Completa la decoración de las paredes con un sticker junto a los armarios y una lámina o planchas imantadas, a modo de pizarra, sobre el escritorio. También puedes integrar el frente del armario empotrado en la decoración con algún detalle vinílico que siga la temática del que elijas para la pared.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas