Un pilar en la pared del cabecero

Tenemos que amueblar nuestro dormitorio y no sabemos por dónde empezar. La planta mide 4,40 m x 2,75 m y hay un armario empotrado en un extremo. El problema es que en la pared en la que están los enchufes, la del cabecero, hay un pilar de 31 cm x 28 cm, por lo que tenemos dificultades para poner unas mesillas junto a una cama de 1,50 m.

Como la cama es de 1,50 m de ancho, no pongas ninguna estructura que sobresalga para que no reste espacio —decídete por un diseño de somier que te permita almacenar ropa de cama en su interior—. Puedes decorar la pared con un cabecero de tela o con una tira de papel pintado que llegue hasta el techo y que ocupe el ancho de la cama. Es difícil encontrar mesillas de menos de 50 cm de ancho, pero puedes buscar un modelo que te guste y acudir a una carpintería para que lo reproduzca en la medida que necesites. Te proponemos otra solución: colocar una mesilla de 50-60 cm de ancho en el lado pegado al armario y en el contrario, realizar una estructura con una balda baja corrida que llegue hasta la pared de la ventana y que salve el pilar. De esta manera, quedará integrado en la decoración. En el espacio que queda entre la columna y la pared, instala unas baldas para almacenar libros y otros complementos en cajas decorativas. Junto a la ventana, pon una confortable butaca o, si necesitas más espacio de almacenaje, una cómoda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas