Roble y blanco

Me gustan mucho los muebles acabados en color blanco, sin embargo toda la carpintería de mi casa, así como el suelo, es de madera de roble. Tengo un cabecero de piel blanca y no sé si quedaría bien la combinación. Si pongo otras piezas, ¿tienen que ser blancas, roble o con otra tonalidad de madera?

La combinación de piezas de diferentes acabados es un acierto, siempre que se haga con cabeza y buscando el equilibrio, porque aporta riqueza de matices al ambiente. Además, el roble y el blanco coordinan muy bien y dan como resultado ambientes muy cálidos, armoniosos y serenos. Ambas son tonalidades neutras y suaves que admiten otras pinceladas más intensas en función del estilo que quieras recrear. Atrévete con la mezcla. Si quieres meter otra pieza no lo hagas con maderas de tonos similares, sino que te aconsejamos que busques el contraste. Es preferible que recurras al wengué, muebles laqueados en color, acabados en acero, metacrilato o cristal, incluso de colores. ¿Un buen recurso? Reservar las tonalidades más intensas para alguna tapicería, siempre que la estancia sea luminosa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas