La solución DIY perfecta para dormitorios estrechos

¿Tienes poco espacio entre tus pies de la cama y la pared? Esta idea de Deleite Design es ideal para ganar algunos centímetros.

Cabecero DIY molduras madera
Miriam Yeleq

En ocasiones, unos centímetros pueden suponer un mundo. Y si es en tu dormitorio, mucho más. Cuando la cama entra muy justa y tienes que pegarte a la pared para ir al otro lado, las mañanas pueden complicarse mucho. Una buena solución (aunque sabemos que no es muy Feng Shui) es prescindir del cabecero. Teniendo en cuenta que un cabecero tapizado mide de media 10 centímetros, el paso puede aumentar de 30 a 40 centímetros, lo que puede suponer que en vez de pasar de lado puedas hacerlo de frente. Pero si la idea de dejar la pared sin cabecero no te convence, tenemos un DIY perfecto para ti que no ocupa lugar.

Miriam Yeleq

El dormitorio que ves en la imagen es una obra del estudio Deleite Design. La opción que encontraron para dar personalidad a la pared de detrás de la cama sin poner cabecero fue colocar molduras de madera y pintarlas del mismo color que la pared. Además de hacer interesante la pared, aportando textura y volumen, ganan centímetros a los pies de la cama. ¿Más ventajas? Es una solución muy asequible (unos listones de madera cuestan muy poco), fácil de retirar si te cansas, solo tienes que quitar los listones, tapar los agujeros y pintar encima (mucho más fácil que despegar un papel pintado o retirar unas molduras de escayola fijadas con algún adhesivo) y puedes personalizarlo como quieras, eligiendo listones con relieve o lisos, decidiendo el patrón y los colores.

En su instagram el estudio ha mostrado algunos de los pasos del proceso (pasa la galería para verlos).

Miriam Yeleq

Si te ha gustado el dormitorio, te aseguramos que el resto de la casa te va a encantar. Puedes visitarlo aquí: Este piso presume de una de las reformas más acertadas que verás

Estilismo: Pilar Perea. Fotos: Miriam Yeleq


Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Dormitorios