Ideas para vestir y amueblar el dormitorio principal, prácticas y económicas

Nuestra Directora de Estilismo, Pilar Perea, nos da 6 claves para tener un dormitorio perfecto.

Dormitorio azul con funda nórdica de flores
Hearst

El dormitorio es mucho más que la cama y las mesillas de noche. Toma nota de estos consejos prácticos para crear un ambiente mimado y personal.

CON TOCADOR

Todos los muebles y complementos son de La Redoute.
Hearst

Si eres de los afortunados que cuentan con un gran dormitorio, aprovecha bien el espacio y trata de incluir una zona de trabajo o un tocador junto a la ventana. La clave para lograr una perfecta integración de los dos espacios es elegir los mismos materiales, colores o acabados, así se obtendrá una linea decorativa consecuente.

DECORA EL DORMITORIO... CON MUCHA CALMA

Todo es de Zara Home.
Hearst

¿Buscas tranquilidad y sosiego en tu habitación? Consíguelo con un color tostado muy suave para la pared y un cabecero de madera y rejilla tradicional; por supuesto, la ropa de cama debería ser blanca.

ESTAMPADO FLORAL EN LAS PAREDES DEL DORMITORIO

Papel pintado de Leroy Merlin.
Hearst

Una opción interesante en el dormitorio es revestir la pared del cabecero con un papel pintado vegetal; acompañado de ropa de cama blanca y una mesa sencilla, el resultado será fantástico.

AZUL: EL TONO ADECUADO PARA EL DORMITORIO

Funda nórdica, de PipStudio.
Hearst

El azul es un excelente aliado a la hora de crear un ambiente relajante en la habitación. Por ello, una pared o ropa de cama en estos colores son siempre bienvenidos.

LA CÓMODA: UNA PIEZA A DESTACAR

Cómoda de venta en Car Möbel.
Hearst

Y a los pies de la cama, como no, lo ideal es ubicar una cómoda de cajones con espacio para guardar, aunque casi más importante es cuidar la elección del modelo, ya que será una de las piezas principales. Atrévete a mezclar estilos si cuentas con un mueble antiguo.

LA IMPORTANCIA DE LA MESILLA

Hearst

La elección de la mesilla o mesita de noche es fundamental a la hora de completar el dormitorio. Para empezar, debemos tener en cuenta el espacio disponible entre la cama y la pared, ya que si es poco podremos optar por una balda sencilla, una mesa circular o una solución de obra, mientras que si hay espacio una mesilla con capacidad de almacén será de gran ayuda. ¿Qué propuesta te encaja más?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Dormitorios