Cómo debes preparar una habitación para alquilar

Solo con seguir unos pequeños trucos decorativos, ¡podrás alquilar el dormitorio en cuestión de horas!

Habitación para alquilar
Getty Images

¿Tu retoño se ha hecho mayor y ha puesto rumbo a la universidad dejando el nido vacío?; ¿te has mudado a una casa nueva y no sabes qué hacer con esa habitación de más?; ¿necesitas unos ingresos extra y no te importa compartir piso?; ¿te apetece probar suerte en Airbnb?

Si la respuesta a alguna de estas preguntas es sí, los siguientes consejos sobre cómo preparar una habitación para alquilar te vendrán de cine.

Y es que hoy en día, cada vez son más las personas que, bien por trabajo, bien por estudios, bien por vacaciones, buscan habitaciones para alquilar, ya sea de forma temporal o permanente. Así que... ¡allá vamos!

ELIGE UN ESTILO NEUTRAL

Muy Mucho

Nunca sabes cómo será el inquilino que ocupará la habitación, y eso significa que sus gustos estéticos pueden ser de lo más variados. Por eso mismo, lo ideal es que te centres en una estética neutral pero acogedora.

Es decir, tejidos naturales como el lino, muebles de madera, lámparas de fibras como el bambú o el yute... De este modo, será el propio inquilino quien añada su toque personal, y la habitación resultará mucho más atractiva a simple vista para todos los públicos.

APROVECHA EL ALMACENAJE DISPONIBLE

Estructura de cama NORDLI de IKEA.
IKEA

Compra 299 €

Alquilar una habitación significa que el espacio para guardar sus cosas se reducirá significativamente a esta zona de la casa. Por ello, es imprescindible que exprimas al máximo cada rincón de almacenaje disponible, por ejemplo, con una cama con canapé, o añadiendo varias baldas en las paredes.

APUESTA POR TONOS CLAROS Y CÁLIDOS

Getty Images

Ya lo sabrás, pero los tonos claros como el blanco, no solo potencian la luminosidad de los ambientes, además, duplican el espacio visual. Por otro lado, dar una capa de pintura a las paredes renovará el look de la habitación, dándole un aspecto mucho más fresco y cuidado. ¡La primera impresión es la que cuenta!

OLVIDA LOS DETALLES PERSONALES

Funda nórdica de flores en Zara Home.
Zara Home


Compra 29,99 € - 49,99 €

Como ya mencionamos en el primer punto, será el inquilino quien se encargue de aportar su toque personal a la decoración de la habitación, no tú. Y es que está comprobado que las habitaciones temáticas o demasiado personales consiguen llegar a un público mucho menor que si el espacio es más neutro.

SACA FOTOS QUE HAGAN JUSTICIA AL DORMITORIO

Por último, pero no menos importante, tendrás que sacar varias fotos a la habitación para poder subir el anuncio del alquiler a internet.

Getty Images

Para ello es fundamental que te alíes con un trípode, ya que de este modo las imágenes no saldrán borrosas; que tomes las imágenes aprovechando la luz natural; y que también retrates los detalles de cerca.

Así, el posible inquilino podrá asegurarse del estado de los muebles, y tener una perspectiva más amplia de la que sería su habitación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Dormitorios