Un dormitorio decorado en mostaza y amarillo

Si quieres inundar de alegría y vitalidad tu casa, elige los colores mostaza y amarillo. ¡Adiós al invierno!

Dormitorio en amarillo mostaza y gris
Hearst

Mostaza + gris= serenidad

Esta combinación tiene “súper poderes” y ambos colores forman excelente maridaje. El gris ofrece infinitas tonalidades: cuanto más oscura sea esta, más sofisticado resultará el mix. Sin embargo, para un dormitorio como el de la foto, donde se precisa una atmósfera tranquila, es recomendable optar por tonos más claros de gris, como el piedra o el perla, para alcanzar contrastes eficaces, pero suaves. También se logran paletas relajantes en habitaciones de descanso mezclando mostaza con azul/verde.

Mostaza + natural, crema o dorado

Todos ellos en la misma gama cromática. El mostaza “da lo mejor de sí” en compañía de colores claros. Funciona bien con el blanco y con el vainilla o el natural -madera, fibras, caña- la sensación es exquisita, aterciopelada.

Hearst

Por último, prueba a combinarlo con detalles dorados... y llena de luz los espacios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo