Armarios... Nada que ocultar

El armario y el vestidor son los espacios de nuestra casa que más nos cuesta mantener en orden. Sigue nuestros consejos para organizarlo bien y tener toda la ropa y los complementos bien clasificados.

Módulos para vestidor
Cortesía Leroy Merlín

Organiza bien ¡Y ganarás!

Claves del éxito. Saca todo del armario, limpia y selecciona lo que vas a necesitar realmente. Separa por grupos: camisas de manga corta o larga; lisas o estampadas; pantalones informales, de vestir... Cuantas más divisiones hagas, te será más fácil de guardar, encontrar y mantener el orden.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cortesía Leroy Merlin

Distribución eficaz. Deja las prendas y los accesorios que más uses a tu alcance. Si vas a poner varias barras para colgar ropa corta, coloca en la superior las camisas y chaquetas, y en la inferior, los pantalones y faldas. Usa perchas iguales y guarda por colores, del más claro al más oscuro. Apuesta por doblar, ahorrarás espacio. Lo puedes hacer de forma vertical, poniendo una prenda al lado de otra. Si lo haces en horizontal, recuerda que la distancia entre las baldas no sea superior a 30 cm, será más fácil de coger y evita apilar mucho.

Planificación perfecta

Hearst

La clave del orden es aprovechar al máximo el espacio que tienes. La firma de muebles a medida Schmidt te ayuda a planificar y diseñar su interior en función de tus necesidades, convirtiéndolo es un sitio práctico y ergonómico. Las barras son básicas. Si están en la parte superior, que sean basculantes,así cogerás la ropa sin ningún esfuerzo. Otro accesorio indispensable es el pantalonero, compuesto por barras extraíbles que facilitan la colocación y la elección de estas prendas. Pon baldas y un zapatero, que te permita elegir rápido lo que desees.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Todo a medida

Cortesía Leroy Merlín

Es importante tener espacio para ropa larga y corta; destina 170 cm y 110 cm respectivamente. Intenta que la prendas estén holgadas y abrocha algún botón para que no se caigan o arruguen. En la parte superior pon lo de fuera de temporada o lo que no uses. Aprovecha los huecos para poner cajas. Destina un estante a los bolsos. Los rígidos mételos en bolsas con papeles dentro para que no se deformen. Las cestas de rejilla son muy útiles, localizarás todo rápido y sabrás lo que tienes.

Complementos en su sitio

IKEA

No solemos acordarnos de ellos hasta que empiezan a acumularse dentro. Los cajones con separadores, fijos o móviles y con frente de cristal, son perfectos. Guarda la ropa interior, los calcetines en vertical y los cinturones enrollados; no se mezclarán y los verás a primera vista. Ten la gafas y la bisutería a mano, con un panel extraíble, como éste de Ikea. Las corbatas y fulares ponlos en perchas multiusos, estarán en perfecto estado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Orden en casa