Cómo distribuir el mobiliario en el dormitorio del bebé: 15 ideas prácticas

Ideas prácticas para colocar los muebles y accesorios sin que puedan entorpecer y que ofrezcan la máxima funcionalidad.

cuarto de bebé en verde
Hearst

    En los primeros meses, el dormitorio del bebé es un cuarto de idas y venidas repleto de cosas nuevas que hay que incorporar y los distintos recursos que vamos a necesitar. De hecho, es la habitación de los padres la que acoge sus primeras cositas con el fin de estar cerca del recién nacido, pero también es bueno que tenga su propio espacio en un dormitorio preparado para tener la máxima comodidad.

    Si quieres aprender a cómo organizar el cuarto del bebe de manera práctica y ordenada, te presentamos una serie de ideas que te sacarán de dudas para aprender a colocar todas las cosas. ¡Toma nota de estas prácticas ideas!

    Distribución de los muebles para el bebé

    Para decorar el cuarto del bebé, hay que tener en cuenta que va a haber una serie de muebles que son imprescindibles. Uno de ellos es la cuna del bebé, la cual se suele disponer en alguna esquina o en el lateral de la habitación con el objetivo de que no interrumpa demasiado el paso. No obstante, si el dormitorio es espacioso, entonces podemos colocarla en un punto más céntrico o donde resulte más cómodo.

    Por supuesto, no puede faltar un armario donde guardar toda la ropa del bebé, al igual que otros muebles que sirvan para el almacenaje de jueguetes y otros recursos. Esta es una tónica común en los dormitorios infantiles.

    La idea es que quede todo a mano, pero sí que es bueno contar con un armario de tamaño reducido que no ocupe demasiado. Interesa que esté situado en un lugar donde se puedan abrir las puertas cómodamente y que no estorbe. Más adelante, cuando se haga mayor, se pueden cambiar los muebles al estilo de los dormitorios juveniles.

    Otros muebles para decorar la habitación del bebé

    Los muebles que también cumplen una función importante y que pueden ayudarnos a ganar comodidad son aquellos que convierten la habitación en un espacio más funcional; de hecho, cada vez es más común la habitación infantil de estilo nórdico. Por un lado, es importante contar con un sofá o asiento cómodo, ya que vamos a pasar muchas horas en él para hacer que se duerma el bebé o para descansar. Por otro lado, hay que valorar la idea de colocar alguna mesa auxiliar donde poner una lámpara o algunos adornos.

    La distribución de estos muebles se debe de basar, principalmente, al sitio donde se encuentra la cuna, es decir, que deben estar próximos a esta. Por eso, es importante estudiar muna disposición ordenada para que esté todo perfectamente colocado. Un caso en particular es la cómoda, la cual debe estar junto a la pared y en un lugar más secundario, ya que nos proporciona sistemas de almacenaje.

    Como una imagen vale más que mil palabras, te recomendamos que eches un vistazo a cada una de las ideas que te presentamos a continuación y que, a partir de ahí, sepas cómo trabajar la decoración del cuarto del bebé; de este modo, puedes disfrutar más aún de un espacio cómodo, práctico y muy bonito.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    1
    Con un sillón

    Esta cuna queda estupendamente situada en la esquina. Recibe luz natural, no entorpece el paso y será el mejor compañero de mamá los primeros meses. Un lugar cómodo y cálido para darle el pecho.

    Visto en Freshhouzz.dynu.com

    2
    Muebles de almacenaje

    Una solución práctica de almacenaje: un mueble con huecos en los que colocar cestos donde guardar pequeños accesorios de uso habitual al lado de la cuna. Y bajo ella, otro cesto. Que nada quede fuera de su sitio. Lo imprescindible es que reine el orden para que mamá se sienta tranquila entre tanta novedad.

    Propuesta de Zara Home.

    3
    Una habitación práctica
    IKEA

    Una habitación cómoda y funcional es aquella que no necesita demasiados recursos que puedas sobrecargar el ambiente. La idea es que se pueda conseguir un sistema cómodo y funcional; para ello, una distribución sencilla y práctica con la cuna junto a la pared y próxima a la ventana y el sofá. El objetivo es adaptar la casa a los niños.

    Visto en IKEA.

    4
    Cambiador para la habitación
    IKEA

    Coloca junto al ventanal su cambiador para que tu puedas ver mejor a la hora de limpiar al recién nacido. Los compartimentos de abajo nos ayudan a tener todo siempre a mano. Su cuna, al lado, sin que la luz le llegue de forma directa, para un mejor descanso.

    Propuesta de IKEA.

    5
    Un mueble que contiene todo

    Este tipo de muebles pueden ser una opción maravillosa para el primer año. Una sola pieza que lo contiene todo: cambiador, almacenaje, camita nido, cuna...

    Visto en Mydecorative.com

    6
    Cuna mecedora
    Solid&Neat

    Hay que valorar la idea de tener una segunda cuna, pero en este caso puede ser también una pequeña mecedora. En ella podemos poner al bebé y hacer que se mueva con un ligero movimiendo. En este caso, no pasa nada si se encuentra en una zona céntrica, ya que no ocupa demasiado espacio. El sofá, en cambio, es bueno que esté junto a la ventana y en una esquina.

    Visto en Solid&Neat.

    7
    Un sofá cómodo
    MiCasa Revista

    Recuerda que si tienes un sofá cómodo junto a la cuna, vas a poder amamantar al bebé fácilmente e, incluso, puedes estar próximo a él para pasar tiempo juntos. Debe haber un pequeño espacio entre medias para que, así, puedas moverte líbremente, siempre siempre es bueno que estén cerca.

    Visto en Pinterest.

    8
    Muebles completos
    Alondra

    Hay muebles que incluyen la cuna y que tienen, a su vez, cajones y compartimentos de almacenaje y un cambiador. De este modo, consigues la máxima funcionalidad sin ocupar demasiado espacio. Este mueble es ideal para habitaciones pequeñas.


    Visto en Pinterest.

    9
    Silla mecedora
    Project Nursery

    En esta habitación se comprueba que hay una considerable espacialidad; no obstante, también es bueno contar con una silla mecedora para el bebé, la cual podemos tenerla próxima a la cuna para que así podamos hacer mejor el traslado de un punto a otro.

    Visto en Pinterest.

    10
    ¿Y su ropita?
    Pinterest

    Los armarios infantiles son esenciales. Puedes crear un pequeño armario temporal con unas cortinas, unas barras y unas baldas tal y como lo han hecho en esta imagen. Una forma perfecta de tener todo organizado durante los primeros meses.

    Visto en Pinterest.

    11
    Junto a papá y mamá
    IKEA

    Los primeros meses, tendréis que apretaros en vuestro cuarto. Un dormitorio amplio, no tendrá problemas. Como es el caso de este cuarto de Ikea, en el que caben sin problemas el cambiador y una cómoda con su ropita. Sin embargo, vale con colocar su cuna a los pies de la cama o en el lateral de la mamá y el resto de muebles, en el dormitorio de al lado. Una idea súper práctica: coloca ganchos de pared para colocar toallas, mantitas y todo aquello a lo que vayas a dar mucho uso durante este tiempo.

    Visto en IKEA.

    12
    Un cambiador original
    Tribecatribe

    Para aprovechar el mueble donde guardar la ropa del bebé, podemos colocar un cambiador de esparto muy cómodo y junto al espajo donde vamos a poder vernos con el bebé. Una buena oportunidad de decorar el dormitorio del bebé de manera elegante y sutil.

    Visto en Pinterest.

    13
    Baldas en la pared

    Una solución ideal para terminar con los problemas de almacenaje. Y toma nota de esta original idea para crear un armario para su repita: ¡con una rama de árbol! Y lo mejor, apenas ocupa espacio y es muy útil, incluso, si es una habitación para dos hermanos.

    Visto en Pinterest.

    14
    Mecedora
    Kenay home

    ¿Qué te parece esta opción para dormir al bebé? En los momentos en que no pare de llorar, nada mejor como contar con una mecedora sencilla donde sentarnos y balancearnos. Se acompaña de una estantería en escalera muy interesante para la decoración.

    Visto en Kenay Home.

    15
    Mueble de gran tamaño
    Nursey Design Studio

    Un mueble de gran tamaño para guardar todas las cosas del bebé. Además, nos permite colocar encima algunos adornos. Al ser un mueble grande, es preferible situarlo en un lugar más secundario y pegado a la pared. En este caso, se han empleado cestos de mimbre como recipientes de almacenaje.

    Visto en Nursey Design Studio.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo