Este dormitorio es cosa de chicas...

Compartir habitación significa tener un espacio común, pero también zonas independientes bien diferenciadas por recursos como el color.

image
1 de 8
Un dormitorio dividido en varias zonas

Junto a la entrada se ubicaron las zonas de descanso y juegos, y tras los vanos, el lugar de estudio. El suelo de tarima se cubrió con dos alfombras de rayas multicolores que aportan calidez al dormitorio. Al lado de las literas, mesita azul con pie central que hace las veces de mesilla, y, sobre ella, lámpara flexo con florecitas Skojig (17,95 €), de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Un vestidor para las niñas

Frente a las literas se colocó un amplio armario que ocupa toda una pared. De estructura metálica y vidrio esmerilado en blanco, tiene puertas correderas para aprovechar al máximo el espacio. Se trata del modelo Pax, de Ikea (399 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
¿Arriba o abajo?

Es el gran dilema de las literas: decidir dónde ubicar a cada niño. Aunque la sensatez dicta que el mayor ocupe la cama superior y el pequeño, que posiblemente necesitará levantarse más por la noche, la de abajo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Estanterías para libros y juguetes

Se dispusieron tres estantes de madera con perfiles ciegos, de esquina a esquina, a ambos lados de la estancia. En ellos se colocaron libros, cuadritos, fotos y juguetes. Las paredes pintadas de verde contrastan con el muro de separación rosa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Literas

Litera de metal cromado mate con escalera (89,90 €); fundas nórdicas con dibujos de lunares y cojines de flores; todo, adquirido en Ikea. En el techo se colocaron dos globos de papel de arroz (8 € c/u), de Habitat.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Áreas de trabajo independientes

Para la pequeña bastará una mesa de madera pintada de amarillo, a juego con las sillas de enea; todo, de Ikea. Un mueble cajonera siempre viene bien para mantener el orden.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Escritorio

De la misma madera de los estantes se instaló una encimera que hace las veces de mesa, y que también va de pared a pared. Sobre ella hay espacio suficiente para un globo terráqueo, los libros y los útiles del colegio. Como asiento, se eligieron unos taburetes metálicos, de Ikea, que cuando no se usan se esconden debajo de la mesa para dejar el espacio libre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Plano e ideas para decorar

El interiorista Santi Ferrer y Vidal Cortella, del estudio Instrumenta, apostó por un espacio despejado; por eso, optó por colocar literas en lugar de camas adosadas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños