Un dormitorio infantil muy femenino

La pequeña Valentina adora su nueva habitación. Decorada en blanco y rosa y con mariposas en las paredes, tiene mucho espacio para guardar y jugar.

image
Telas coordinadas

Los diferentes estampados y motivos de las telas y papeles aportan dinamismo al conjunto. Un efecto conseguido al limitar las gamas de color al blanco y al rosa. Muebles, de Asoral. Alfombra con estampado de vaca, de Lorena Canals. Telas y papeles pintados, de Camengo. Ropa de cama, de Lexington.

1 de 8
El dormitorio tiene un coqueto mirador

Al amplio ventanal acristalado se le sacó más partido al situar debajo una bancada de obra con una colchoneta; es ideal como asiento y como espacio de almacén, pues cuenta con tapa y se puede guardar en su interior.

2 de 8
Una mesilla muy femenina

Junto al cabecero de la cama se ubicó una mesilla de noche con varios cajones. Ahora es una estupenda base para la lamparita y un suplemento de almacén ideal, pero en el futuro seguro que se convierte en el cofre de todos los secretos de Valentina. Es de Muebles Asoral.

3 de 8
Rinconcito de lectura

Cerca de una de las ventanas se creó un confortable rinconcito. Puede resultar muy útil, bien para vestirse, para dejar la ropa o, por qué no, para comenzar con las primeras lecturas de sus cuentos favoritos. Sillón, de Sia. Papel pintado y tela de cuadros de la colección The Little Friends, de Camengo. Zapatos, de Billowy. Juguetes y cuentos, de Pepa Luna.

4 de 8
La cómoda

La cómoda, que antes servía como cambiador, ahora es perfecta como soporte de cuentos y fotos. Su gran espacio de almacén completa el armario empotrado de la habitación e, incluso, tiene capacidad para la ropa de cama. Cómoda, de Asoral. Cuadros con fotos, de Cuadrimán. Cuentos y juguetes, de Pepa Luna. Zapatos, de Billowy.

5 de 8
Armarios

El amplio armario empotrado tiene capacidad suficiente para toda la ropita de la niña, abrigos e, incluso, los disfraces. Los pomos se sustituyeron por unas simpáticas florecitas que sobresalen y sirven de improvisado galán de noche. Disfraz y zapatos de tacón, de Disfraces Pepe.

6 de 8
Una cama a su medida

Si queremos que aprendan a hacer su propia cama, lo mejor es ponérselo un poquito más fácil eligiendo una funda nórdica; sólo tendrán que estirarla y colocar bien los almohadones. Ropa de cama modelo Notting Hill, de Wood Work. Colcha de estrellas, de Lexington. Juguetes y cuentos, de Pepa Luna.

7 de 8
Plano del dormitorio

La distribución de los muebles en esta habitación es equilibrada y armónica, dotada de todos los elementos necesarios, pero sin trasmitir sensación de agobio.
Ideas:
- Cubrir la parte central de la habitación con una gran alfombra es casi indispensable cuando el revestimiento es cerámico.
- Procura que el modelo sea de lana para crear un espacio “calentito” donde jugar.
Precios orientativos

8 de 8
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños