Dormitorio para jugar y estudiar

En ocasiones, merece la pena organizar un dormitorio para dormir y otro para estudiar y divertirse. Es el caso de estos hermanos que nos muestran su bien organizado cuarto de estar y jugar.

image
1 de 12
Muebles cómodos

En los momentos de ocio unas sillas cómodas de su tamaño les ayudará a relajarse y, además, protegerán su espalda de las malas posturas. Sillas para niños Poäng, de Ikea: estructura (79 €) y cojín (29 €). Alfombra acrílica Estrellas, de Lorena Canals (165 e en The White Store).
Precios orientativos

2 de 12
El suelo

Aunque se opte por instalar tarima o parqué de madera en su habitación, no está de más aislar determinadas zonas del frío y de los ruidos. Unas alfombras sencillas bastarán para llevar a cabo este cometido; pero si vas a colocar modelos ligeros, lo más acertado es situar debajo una malla antideslizante para evitar resbalones.
Precios orientativos

3 de 12
Cajas y cestas

Cajas, cestas o, incluso, maletitas decoradas son estupendos contenedores para los juguetes y piezas pequeñas. Maleta, de Zara Home (11,95 €).
Precios orientativos

4 de 12
Plano

Planta rectangular. El equipo de The White Store decidió adosar los muebles principales a las paredes para facilitar la circulación por las diferentes zonas del cuarto.
Precios orientativos

5 de 12
Alfombras

El desgaste del suelo en el cuarto de los niños es superior al del resto de la casa; por eso, lo mejor es proteger las zonas de más uso con una alfombra acrílica, que se pueda lavar a máquina.
Precios orientativos

6 de 12
Estanterías

Las librerías en cuadrícula son estupendas para mantener el orden en su territorio: libros, juegos y películas estarán mejor organizados, a la vista y a mano para ellos. Estantería Expedit, de Ikea (159 €). Caja de madera con ondas (46 €), en The White Store.
Precios orientativos

7 de 12
Zona de estudio

Las mesas de estudio se adosaron a paredes situadas en ángulo; con esta distribución se aportó dinamismo al conjunto y se reforzó la sensación de independencia para cada niño, importante a la hora de hacer las tareas del cole. Para proteger la pared de roces o de eventuales pintadas, en esta zona se colocó un zócalo de lamas de madera. Pupitres con banco incorporado acabados en blanco (546 € c/u), en The White Store.
Precios orientativos

8 de 12
Complementos decorativos

Los complementos son clave a la hora de personalizar la decoración de su cuarto. Rayas y cuadros son motivos clásicos para los cuartos de los chicos que nunca pasan de moda. Cajas redondas forradas con tela, de Zara Home (desde 9,95 € c/u).
Precios orientativos

9 de 12
Pupitres

El pupitre de toda la vida sigue ofreciendo grandes ventajas: capacidad en su interior y un asiento fijo a la medida del niño para evitar posibles caídas o vuelcos de la silla. Pupitre con banco (546 €). Cajonera con ruedas (350 €). Todo, en The White Store. Flexo Antifoni, de Ikea (29,95 €).
Precios orientativos

10 de 12
Visillos

Disfrutar de luz natural es básico en una habitación destinada al estudio y los juegos. En este caso, el gran ventanal se vistió con un visillo traslúcido que aporta claridad y tamiza la luz para que no deslumbre. Visillo confeccionado por The White Store con una tela de la firma Yute’s.
Precios orientativos

11 de 12
Zócalo

Es un recurso muy útil y decorativo en los cuartos infantiles; en este caso se realizó con lamas de madera colocadas en horizontal, lo que ayuda a crear profundidad. Otra opción es cubrir parte de la pared con Texturglas, que se puede lavar.
Precios orientativos

12 de 12
El radiador

Para evitar posibles golpes y quemaduras, una solución excelente es ocultar el radiador en el cuarto de los niños con un modelo como el de la foto, hecho a medida. Es muy decorativo y, además, su superficie se puede utilizar como repisa para libros o adornos. Aquí se decoró con unos cuadros de The White Store. Las letras sobre el zócalo son de la misma tienda (15 € c/u).
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños