Más allá del rosa y el azul

Naranja, aguamarina, piedra, crema, blanco... Si aún no sabes si es niño o niña o simplemente quieres huir de etiquetas, apuesta por estos tonos alegres e igualmente dulces.

image
1 de 8
En naranja

Esta bonita idea es perfecta para añadir alegría al cuarto del recién llegado. En naranja, con bonitas y dulces ilustraciones y toques verdes en combinación con la neutralidad del blanco de los muebles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Pinceladas de color

El naranja también es protagonista en esta idea, pero de forma mucho más ligera. Formando bloques de color y cenefas en vertical y combinado con el blanco y los toques neón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Microestampados naranjas

Y para algo mucho más 'soft', el blanco y naranja se llevan a la perfección en ideas como ésta, elegido en microestampado como los cuadros vichy o un estampado de jirafa en la tela estampada de la que está forrada la mesita auxiliar. ¡Ideal!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Turquesa

Sal del clásico azul bebé y lánzate al océano del turquesa pastel. Un tono deliciosamente dulce para combinar con blanco. Inspírate con esta idea de Maison du Monde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Tonos neutros

Ningún tono mejor para lograr la tranquilidad que tu bebé necesita. En esta idea, los blancos, beis, tonos piedra... se dan la mano de forma perfecta con el tono natural de la moqueta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Piedra

En este dormitorio, el tono gris piedra es el color perfecto para vestir un dormitorio neutral. Nada de tonos estridentes.

Foto: Cortesía de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
En blanco

Esta propuesta demuestra lo bonito que puede resultar un dormitorio infanil vestido como el de los mayores. En tonos neutros y dando protagonismo a las texturas.

Foto: Cortesía de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Madera y blanco

Dicen que a través de los colores también se puede lograr la tranquilidad. Pruébalo en el dormitorio de tu bebé y juega con el blanco inmaculado y los muebles en madera totalmente desnuda.

Foto: Cortesía de Zara Home

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños