Un espacio compartido

Una distribución funcional y muebles de diseño ligero son clave en habitaciones compartidas por dos o más hermanos.

image
1 de 9
Distribución

Las amplias dimensiones de este dormitorio permitieron ubicar las camas en paralelo. Se situaron adosadas a la pared más larga y, entre ambas, se colocó una mesilla. Además, al tratarse de una habitación abuhardillada, se ubicaron en la zona donde el techo es más alto. Dormitorio decorado por Laura Bernal. Camas en J. Gil Martín.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
Zonas de almacén

A los pies de la cama se colocó una cómoda para almacenar la ropa doblada. En la mayoría de los casos, un único armario no es suficiente para guardar todas las prendas de los niños. Por eso, conviene reservar el armario para colgar abrigos y prendas largas, y completarlo con un mueble auxiliar. Cómoda Hemnes de Ikea. Sus medidas son 1,32 x 1,10 x 0,51 m.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
Estante

La irregularidad de la pared se aprovechó con una balda de obra. Este recurso decorativo resulta muy práctico junto a la zona de estudio o bien detrás de la cama, a modo de cabecero. Depende de dónde esté el retranqueo de la pared. Papel pintado, de Tislits en Galerías Aspa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
Camas

Los diseños de líneas sencillas, no demasiado infantiles, se adaptan a las distintas edades -y gustos- de tus hijos. Una decisión muy rentable, pues cuando sean mayorcitos, sólo será necesario renovar los elementos decorativos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
Mesilla

Al poner sólo una, se buscó un modelo con bastante capacidad de almacenaje, para que los dos hermanos pudieran meter sus cosas. Mesilla modelo Evenes de Ikea, de madera laqueada en blanco. Sus medidas son 59 x 57 x 45 cm.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
Luz natural

La zona más luminosa de la habitación se reservó para ubicar una zona de estudio. Caballetes Artur de altura regulable de 70 a 90 cm, tablero Ático, en 1,60 x 0,90 m y silla Jules. Todo, de Ikea. Papel pintado a rayas, de la firma Perelló en Galerías Aspa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
Escritorio

Se optó por una mesa de borriquetas. Para que fuera realmente funcional se procuró que tuviera, al menos, una balda en cada pata. La falta de cajones se solucionó con cajas para organizar el material de escritorio. No descartes reciclar las que tengáis en casa, como las de botellas de vino, y forra las menos atractivas con bonitos papeles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
Iluminación

En la zona de armarios, se instalaron varias luces puntuales. Esta idea está especialmente indicada para cuartos compartidos, pues uno de los niños puede ver de una sola mirada todo lo que hay en el interior sin molestar al que esté durmiendo. Lámparas Kalcium, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
Detalles

Deja que tus hijos participen en la decoración. Busca originales y divertidos portafotos, acordes con sus gustos, para que pongan su toque personal con sus mejores instantáneas. Portafotos en Jota.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños