Tres en línea

Optimizar el espacio resulta vital cuando varios niños comparten dormitorio, juegos, lecturas, armario, baño… y aún hay que hacer sitio para invitar a un amigo.

image
1 de 8
Un dormitorio para tres

Las camas, sin cabecero, presiden esta habitación para tres hermanos. Un par de flexos metálicos descansan sobre los taburetes que, en esta ocasión, hacen las veces de mesillas de noche. Fundas nórdicas de cuadros y taburetes, de Ikea. Mantitas sobre la cama, de Zara Home. Flexos, de Coriumcasa. Mesita de juego y lecturas, y sillas customizadas pintadas de azul, de Cestería Morros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Un mural para aprender jugando

Los cuadros y estanterías se sustituyeron por este amplio mural de tela que cubre parte de la pared y que, a modo de mapamundi, resulta una divertida manera de aprender los continentes y los animales autóctonos de cada zona.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Muebles y decoración

Una estantería metálica y ligera resulta ideal para ordenar en ella los peluches y las primeras lecturas. Las baldas de abajo sirven como improvisado zapatero. Unos cestos son los perfectos guardianes de los juguetes cuando toca recoger. La puerta, pintada de azul, se decoró con un vinilo de un barco surcando los mares. Y debajo el poema del Pirata Malapata, que tanto les gusta recitar a nuestros pequeños bucaneros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Un armario sin puertas

Frente a las camas, la zona de almacenaje ocupa toda una pared. Con cortinillas en lugar de puertas, el amplio armario es un diseño que la propietaria de la casa vio en una revista y que encargó a medida a un carpintero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Dormitorio con baño propio

Un pequeño pasillo comunica la habitación de los tres hermanos con el dormitorio del benjamín. Entre ambos cuartos, otra puerta conduce al baño, alicatado de arriba abajo en tonos azules y beis, y que comparten todos los niños. Parte de la encimera que alberga los lavabos se utiliza como zona de cambiador. Alfombra y kílim, de venta en Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Sobre la cama

Las típicas almohadas se han sustituido por cojines de varias medidas y diseños que sirven para el descanso o para apoyar la espalda sentados en la cama. Estos son de Nobodinoz, Luzio y Zara Home. Y después de los juegos, toca recoger. A los más remolones, un divertido vinilo pegado en la pared les servirá de recordatorio cada día.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
El suelo, zona de juegos

Al ser el pavimento de las habitaciones de barro, se cubrió gran parte de él con kílims entre cama y cama y con una amplia alfombra que permite jugar en el suelo. Los juguetes y el cochecito de época son de Didacmanía.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Plano y distribución del dormitorio

Dormitorio con baño y cuna incorporados
Las camas se dispusieron en paralelo, con los cabeceros pegados a la pared, y la zona central libre para juegos. Dos puertas comunican con el baño y el cuarto del bebé.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños