Pensado para dos niñas

En este acogedor dormitorio, el papel a rayas rojas y blancas resalta la silueta de los muebles, de hierro patinado en blanco y decorados con flores. Las literas permiten aprovechar mejor el espacio disponible.

image
1 de 8
Una habitación infantil en blanco y rojo

La combinación de muebles blancos y revestimientos rojos creó un ambiente luminoso y cálido. Escritorio, en 1,14 x 0,62 x 0,75 m; lámpara; baúl, en 90 x 45 x 43 cm; colchoneta hecha con tela Picwick roja, de Coordonné; literas; colchas y estor confeccionados con tela modelo Cooking de Coordonné; alfombra de 1,20 m de diametro. Todo, de Cuartocolor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Literas de hierro patinado

Para que la habitación dispusiera de más espacio libre, en lugar de camas se colocaron unas literas. La estructura de hierro se patinó en color blanco para que el dormitorio pareciera más luminoso. Las literas incorporan sendos cabeceros decorados con flores, una escalera y un quitamiedos en la cama superior. Colchas confeccionadas con tela Cooking, de Coordoné. Todo, de venta en Cuartocolor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Estantería

Sobre la mesa de estudio se colocó una estantería con cajoncitos realizada en madera laqueada en blanco. Los laterales se decoraron con la misma flor utilizada en los cabeceros de las literas. Aunque aquí la estantería está apoyada sobre la mesa, también se puede colgar en la pared. Juego de estantería y mesa de hierro patinada en blanco; ésta mide 1,14 x 0,62 x 0,75 m en Cuartocolor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
La pared decorada a gusto de las niñas

Se revistió con un zócalo de papel a rayas rojas y blancas rematado por una cenefa a juego con la tela utilizada para confeccionar el estor y las colchas. La parte superior de la pared se decoró con pintura en color blanco roto. De la firma Coordonné: papel de rayas y cenefa Cooking. Perchero de hierro patinado en blanco a juego con las literas y la estantería. Todo, en Cuartocolor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Cajones para ellas

Si en lugar del baúl prefieres colocar una mesilla, busca un diseño con capacidad de almacén. Este modelo incluye dos cajones para guardar juguetes de pequeño tamaño. De Cuartocolor; en 45 x 35 x 55 cm.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Facilita el orden con una librería

Para que tengan a mano los libros de consulta. Librería de madera patinada en blanco con tiradores en forma de estrella; en 0,88 x 0,33 x 2 m en Luna Lunera. Cojines en Amelia Aran.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Tus hijos se sentirán orgullosos de sus creaciones si las expones en un soporte como éste.

Los patitos sostienen un cordel con pinzas de colores para colgar en ellas los dibujos. Colgador en Luna Lunera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
PLANO

Se quería disponer de una zona de juegos amplia y de una mesa de trabajo para la hermana mayor, pero con la posibilidad de que en el futuro pudieran estudiar las dos niñas. La distribución del espacio quedó de esta forma.

1. ZONA DE ESTUDIO. Se adosó a la pared, frente a la puerta. Está formada por una mesa y una estantería con cajones. A continuación se colgó un perchero en la pared. Cuando la hermana pequeña ya haga deberes, la mesa se puede colocar junto al baúl, bajo la ventana, para que cada niña estudie por un lado de la mesa. Entonces, la estantería se colgará en la pared.
2. BAÚL. En lugar de mesilla, junto a la cama se colocó un baúl juguetero. Encima se realizó una colchoneta para que las niñas lo utilicen como un banco. Delante quedó espacio para juegos.
3. CAMAS. Para que no restaran espacio, se optó por unas literas, que se adosaron a la pared.
4. ARMARIO. A la derecha de la puerta de entrada se realizó un modelo empotrado hecho a medida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños