Apuesta por tonos suaves para la habitación del bebé

Escoge muebles y telas en el mismo tono para lograr un ambiente equilibrado. Si optas por blancos y cremas, conseguirás una sensación de armonía y sosiego ideal para el cuarto del bebé.

image
1 de 7
Muebles

Apuesta por acabados en tonos crudos o blancos; son luminosos y resultan muy adecuados para el cuarto del bebé. Si los eliges en el mismo color, podrás mezclar muebles de distintos estilos. Cuna de VTV, en madera laqueada. Mecedora en Dijous. Alfombra en Doña Coletas. Cómoda Malm, en 80 x 48 x 78 cm y baldas modelo Lack. Todo, de Ikea. Estor y papel pintado, de venta en Lienzo de los Gazules.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 7
Detalles personalizados

Una forma muy sencilla de darle un aire infantil al armario es sustituir los pomos por otros más divertidos. Encontrarás modelos estampados con todo tipo de motivos; pero si lo prefieres, puedes encargar que dibujen el mismo motivo que decora las paredes o la ropa de cama. Pomos pintados a mano en Dijous.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 7
Zócalo de madera

Protege la zona inferior de la pared con un zócalo de madera. El pino y el abeto son las variedades más utilizadas; son maderas blandas, en tonos claros, perfectos para teñir o pintar. Combínalo con un papel con discretos espampados. Zócalo realizado por un ebanista. Papel, de Lienzo de los Gazules. Muñeco de madera en Dijous.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 7
Ahora que las carreras

de motos son uno de sus juegos preferidos, a los más pequeños les fascinará imitar a nuestros pilotos famosos con un balancín como éste en Muebles Frapi.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 7
Para los muebles blancos,

escoge pomos en alegres colores. Hay numerosos modelos con forma de estrellas, lunas, animalitos, etc. Pomos pintados en Muebles Frapi.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 7
Ten a mano los productos necesarios para el cambio.

Un mueble auxiliar pequeño te será muy práctico; de La Estrella del Bebé: mesilla, arrullo, bolsa y canastilla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 7
PLANO

A la hora de planificar la distribución de los muebles en esta habitación, de casi 9 m², se valoró la forma alargada de su planta, así como la ubicación de la puerta y la ventana.
1. Cuna. Es un modelo de barrotes, con ruedas, que se situó pegado a la pared más larga.
2. Cómoda. Se colocó entre el armario y la cuna. Una idea es adaptar el sobre como cambiador para disponer de un lugar donde asear al bebé y espacio de almacén en el mismo mueble.
3. Mecedora. Muy cómoda para acunar al bebé o darle de comer, se situó cerca de la ventana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños