Un dormitorio en armonía bicolor

La combinación de beis y azul es una apuesta segura para decorar el dormitorio de un bebé. Utilizada en muebles, telas y revestimientos, transmite sensación de serenidad.

image
1 de 6
Para no saturar el espacio,

se eligieron las piezas justas. Una cuna, la cómoda donde organizar las cosas del bebé, una lámpara de pie para iluminar las noches y un cómodo sofá. Éste se retapizó con la tela Bruma, de la firma Coordonné (24 €/m), para integrarlo en la decoración. Cuna 88 (195,70 €) y lámpara de pie con pantalla (202,90 €). Todo se adquirió en El Baúl.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
La cómoda resulta útil para tener a mano la ropa y los pañales.

Se eligió blanca, a juego con la cuna, con unos simpáticos pomos infantiles azules. Sobre ella, en la pared, se fijó una balda para los juguetes. Cómoda (983 €) y balda (140,90 €), de The White Store.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Paredes.

Se empapelaron de suelo a techo con una combinación de papeles vinílicos. Un modelo de finas rayas en tonos azules decora la zona inferior a modo de zócalo. Para la superior se optó por uno en tono beis decorado con pequeños motivos infantiles. Una cenefa de ositos a juego sirve de transición entre ambos. Papeles de rayas y ositos (37 €/10 m) y cenefa (20 €/5 m). Todos son de la firma Tartine et Chocolat y se venden en El Baúl.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Equilibrio cromático

La gama del beis, luminosa, añade calidez al azul, un color refrescante que facilita el sueño. En el suelo, una alfombra de nubes arropa aún más el ambiente. Alfombra, en 1,90 x 1,50 m (284,30 € en El Baúl).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Doble estor.

La ventana se vistió con un modelo de lino azul, tipo paquetto, que tamiza suavemente la entrada de luz. Sobre él, otro estor de varillas -beis con estrellitas- ayuda a mantener la habitación en penumbra cuando se necesita. Estores: de lino azul (49,50 €/m) y de algodón con estrellas (60,15 €/m); ambos son de Yute’s, de venta en El Baúl.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Plano del dormitorio

1 Cuna. Se situó delante de la ventana, para que el bebé disfrute de la luz natural. Y junto a ella, una lamparita de pie, por si se despierta por las noches.
2 Sofá. Es práctico disponer de un asiento cómodo para darle las tomas nocturnas, cuando sea un poquito mayor, resultará cómodo para vigilarle mientras juega.
3 Cómoda. Se ubicó frente al sofá; en sus cajones de distintos tamaños se guarda la ropita del bebé, los productos de aseo, las sábanas de la cuna... El espacio de almacén se completó con una balda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños