Bien avenidas

Cuando hay que compartir el dormitorio, todo se duplica: camas, armarios, juguetes… Lejos de importarles, ¡estas hermanas están encantadas!

UN DORMITORIO MUY NATURAL
Dos tonos suaves de verde son los elegidos para las paredes y el techo del dormitorio. Este es un color que evoca la naturaleza e incita a la calma y al sosiego. En contraste, los muebles y los visillos, en blanco puro
BUENAS IDEAS
- Sé práctica y elige muebles convertibles, así te evitarás sustituir las cunas por camas y te supondrá un ahorro económico importante; sobre todo si son dos, como en este caso.
- El blanco en el mobiliario siempre es un acierto, pero a los niños les gusta el color. Por eso, pinta las paredes en un tono suave o mezcla dos de la misma gama cromática. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un dormitorio con dos cunas

Junto a la cuna más próxima al balcón quedaba una esquina vacía, que se aprovechó para colocar una cómoda alta de la misma medida que la pared. En habitaciones compartidas hay que idear buenas soluciones con el fin de explotar al máximo los huecos que queden libres y multiplicar el espacio de almacén. Muebles, similares en Meyoudecoracion.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una distribución ideal

La distribución en forma de U invertida de este dormitorio compartido deja espacio libre para juegos. Las cunas, pegadas a la pared por el cabecero, están separadas por un mueble cambiador. Una estilizada lámpara de pie, alejada lo suficiente de la zona de descanso, velará sus sueños por la noche.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cojines muy tiernos

Cuando los juegos concluyen, un contenedor dará cobijo a muñecos y cuentos. Una caja servirá, como la de la foto anterior de madera lacada en blanco, de Dijous. Y los cojines blanditos han de ser divertidos y a su gusto. Estos, en forma de saco y con dulces caritas, son de Babillage.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Muebles muy prácticos

El mueble de almacenaje se usa como cambiador, aunque cada vez menos. Además de cajones, este modelo de Meyoudecoracion.com cuenta también con baldas para guardar ropa de cama. Las paredes, en su mayor parte lisas, sólo se han decorado con cuadros infantiles con letras del abecedario y figuras representativas. Éstos, así como las colchas que descansan sobre los pies de las cunas, son de Babillage.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Rincón de lectura

La entrada al dormitorio se aprovechó para instalar un armario empotrado y un primer rincón de estudio. Mesa Lack (9,99 €) y silla Mammut (15,99 €) en rojo; de Ikea. Alfombra beis, de Francisco Cumellas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Contenedor para calcetines

Enséñales desde pequeñas a ordenar su ropa. Comienza por lo más fácil, los complementos. Por ejemplo, unas cajitas con múltiples divisiones les servirán para guardar en ellos sus mudas, calcetines, leotardos, accesorios para el pelo... Elige una caja distinta para cada una, así sabrán diferenciarlas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Para aprender jugando

Introduce las letras decorativas en sus juegos. Elígelas grandes, para que puedan manipularlas con facilidad, reconocerlas y pensar en palabras que empiecen por la inicial elegida. Éstas, de madera, son de Babillage.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano y distribución del dormitorio

Con dos cunas en paralelo
La clave del dormitorio de estas hermanas fue ubicar las dos cunas en paralelo, con el fin de dejar espacio libre para jugar en el suelo o bien dibujar sobre una mesa próxima a la puerta.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños