Un dormitorio con vistas al futuro

Todo en este cuarto está pensado para cuando el bebé se haga mayor. Los muebles son crecederos y la gama de color, en tonos rosas y blancos, se anima con textiles de aire más juvenil.

image
1 de 5
Cuando los metros escasean, conviene elegir los muebles en tonos claros,

un truco que aligera visualmente su volumen, y reservar el color para textiles y otros pequeños detalles. Cuna, de la firma Stokke. Ropa de cama, de de Yes Kids.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Plataforma con cajón.

En el espacio ganado al integrar la terraza, se diseñó una plataforma sobre la que se instaló una cama donde dormirá la niña cuando crezca. La estructura incorpora un cajón de gran capacidad que rentabiliza el espacio inferior como lugar de almacenamiento. Estructura diseñada por Pilar y Blanca Rubio, del Estudio P y B. Ropa de cama, de Yes Kids.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Pared.

En este dormitorio, además, las paredes se revistieron con un zócalo de madera, también lacado en blanco, que potencia la luminosidad del ambiente. La nota alegre la ponen los divertidos cojines a tono con la alfombra fucsia. Todo, de Yes Kids. Las lamas del zócalo protegen la zona más expuesta a roces. Su disposición en horizontal hace que el dormitorio parezca más amplio. Sobre él se colocó un papel en tonos rosas y blancos, de VTV.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
El cambiador se realizó a medida y ocupa toda la pared.

Su diseño, que se completa con baldas de cristal, se planificó para que sirva como mesa de estudio. Los cajones, que ahora se llenan con los pañales y la ropa del bebé, acogerán el material escolar; y los juguetes expuestos en las baldas darán paso a los libros de texto. Delante se colocó una butaca, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Dormitorio con terraza integrada

Pilar y Blanca Rubio, del Estudio P y B, ganaron metros útiles al incorporar el balcón al dormitorio.
1 Cama. Pensada para cuando la niña deje la cuna es, en realidad, una estructura de madera que se adapta al espacio que ocupaba la terraza. Debajo incorpora un cajón para la ropa de cama.
2 Cuna. Se situó a continuación de la cama, adosada a la pared de la derecha. Junto a ella se colocó una butaca donde alimentar cómodamente al bebé. Ambas se suprimirán cuando la niña crezca para que disponga de una zona de juegos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños