Un dormitorio para una niña

Ni clásica ni moderna, así es esta habitación decorada para una niña. Los muebles básicos se eligieron en blanco, para lograr una base neutra, luego se jugó con un rosa intenso en los textiles y complementos.

La armonía del color y la organización del espacio compiten en importancia a la hora de organizar el cuarto de tu futuro retoño.

La cuna debe estar en un lugar privilegiado, lejos de las corrientes de aire y poco escondido. Es importante que desde la puerta de la habitación se pueda visualizar la cuna completa.

Contar con zonas de almacén es básico en el cuarto del bebé; aunque ahora te parezca que tiene pocas cosas, poco a poco, acumulará juguetes y complementos. Por lo menos conviene colocar una cómoda y una estantería.

Deja espacio libre para jugar. Coloca una alfombra, para que pueda sentarse en el suelo, y busca un contenedor al que acceda fácilmente .

Los colores deben ser los adecuados para lograr una decoración sosegada. Una opción segura es elegir el blanco como base y añadir toques de color.
PRESUPUESTO
Cuna laqueada en blanco, de Luna Lunera. Sus medidas son 1,28 x 0,65 x 0,89 m295,85 €
Estantería acabada en blanco, de El Sitio de Alejandra. Mide 80 x 36 x 89 cm303 €
Cómoda de cinco cajones laqueada en blanco, de El Sitio de Alejandra. Mide 1 x 0,50 x 0,90 m635 €
Butaca tapizada en rosa, de Usera Usera. Tiene unas medidas de 78 x 83 x 91 cm988 €
Alfombra rosa, de Ambardí. Sus medidas son 1,15 x 1,68 m155 €
Juguetero de madera pintada en blanco. Es de Luna Lunera y mide 50 x 44 x 35 cm115,55 €
Estor realizado con 3,05 m de tela rosa en lino y algodón, de Usera Usera (59,16 €/m). Tiene una medida de 1,40 x 2 m180 €
TOTAL2.672 €

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Aunque el rosa es un tono muy atractivo para una niña,

es preferible elegir los muebles básicos en acabado blanco, y reservar el rosa para complementos o elementos fáciles de renovar, como una butaca. Ten en cuenta que los básicos de la habitación le deben durar varios años. Cuadritos, de Ambardí. Mosquitero de la cuna, de Decor Idea Kids. Los complementos proceden de Ambardí, Mothercare, Tuc Tuc y Luna Lunera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cambiador

Mientras el niño es pequeño puedes utilizar el sobre de la cómoda como cambiador. Una colchoneta y una cesta para los pañales y cremas será suficiente. Tela del cambiador y cesto, de Tuc Tuc. Ropa, de Mothercare.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una cajita de tela

para guardar sus tesoros; así evitarás coscorrones. Casita, de Luna Lunera (52,65 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vestir la cuna

Además de las tradicionales sabanitas bordadas, existen múltiples opciones para vestir la cuna. Si te decides por un modelo más actual, atrévete con los estampados de flores o rayas, y los tonos rosas algo más intensos. Funda nórdica para cuna de Designers Guild, en Usera Usera (82 €). Colcha confeccionada con una tela de Casamance. Cojín de punto, de Ambardí (21 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Encontrarás espejos que no se rompen,

ideales para la habitación de los pequeños. Complétalo con un marco acorde con la decoración. Espejo (10 € en Decor Idea Kids).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Para tu propia comodidad, busca una butaca donde sentarte.

Sillón modelo Tullsta, de Ikea (79 €). Cojín, de El Sitio de Alejandra (29 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Su primera mesita

Antes de lo que imaginas, tu peque empezará a pintar y adorará los dibujos; hazte con una mesa y unas sillas de su tamaño para que pueda realizar sus primeros pinitos con los colores. Mesa en 80 x 80 x 40 cm (110 €) y sillas en 25 x 30 x 60 cm (68 € cada una). Todo, de El Sitio de Alejandra. Juego de café de tela, de Luna Lunera (46,65 €). Cojín, de Decor Idea Kids. Manta, de Tuc Tuc.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños