Un dormitorio en sintonía

Tener una madre diseñadora es un plus a la hora de decorar una habitación juvenil, como este dormitorio que comparten Martina y Elsa.

La madre de Martina y Elsa ideó la distribución y diseñó algunos de los muebles de la habitación de sus hijas, para que gozaran de todas las comodidades en su propio espacio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Zona de estudio con mesa para las dos hermanas

Se dispuso en una pared la zona de estudio, formada por una amplia mesa en la que las dos hermanas trabajan sin molestarse. Marta, la mamá de Martina y Elsa, la diseñó personalmente, y entre las tres customizaron los frentes de la cajonera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Literas en forma de L

La zona de descanso se solventó con literas, la mejor solución cuando hay que compartir espacio. Esta composición en forma de L la diseñó Marta con ideas muy prácticas: la litera superior se prolonga en una repisa que hace de mesilla y su base es un armario que sirve de zona extra de almacenamiento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalles divertidos

Aunque se van haciendo mayores, siguen siendo niños. Unas guirnaldas de pared a pared darán un alegre toque festivo a un dormitorio juvenil. Y si quieren hacerlas ell@s mismos ¡dales vía libre! Guirnaldas, de Babillage.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un escritorio para dos

Sillas y cajonera, de Ikea. Cojines y cartera, de Filocolore. Flexo, de Little House.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Diseño propio

La madre de Martina y Elsa ideó la distribución y diseñó algunos de los muebles de la habitación de sus hijas, para que gozaran de todas las comodidades en su propio espacio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Textiles

Colchas y cojines, de Filocolore. Puf, de Little House.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Baño integrado con cajonera

Baño integrado con espacio extra de almacén. Coleteros, horquillas, diademas... se multiplican cuando hay chicas en casa. Una cajonera entre el lavabo y la pared soluciona el problema. Sanitarios, de Roca. Grifería, de Grohe. Bañadores colgados en el espejo, de Alsolete (tienda de ropa infantil de la mamá de las niñas).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano de distribución de la habitación

1. ARMARIO ROPERO. En un rincón, cerca de las camas, se colocó el armario en el que las hermanas comparten espacio y alguna camiseta.
2. ÁREA DE ESTUDIO. Frente al armario, se dispuso una mesa de estudio con dos puestos lo suficientemente holgados para que las niñas estudien concentradas. A su lado, dos cajoneras, una encima de otra, almacenan libros
y juegos bien identificados.
3. ZONA DE DESCANSO. Para que las camas no ocuparan demasiado espacio, Marta ideó esta original composición de literas con escalera, en forma de L.
 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños