Un coqueto dormitorio para tres hermanas

Los dormitorios abuhardillados tienen un encanto especial; como este tan versátil, que comparten tres hermanas, con sofás cama para descansar de día y de noche

La empresa V.A e Hijos, S.L reformó esta buhardilla convirtiéndola en una agradable habitación para tres hermanas adolescentes. En sus holgados metros se distribuyeron la zona de descanso, estudio y almacenamiento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cabeza de elefante de esparto

Las paredes y el techo se pintaron en blanco, a juego con el suelo porcelánico, lo que da amplitud y luz al cuarto. Unos originales cuadros y piezas decorativas personalizan el espacio. Pintura, de Valentine. Baldosas Boston, de Porcelanosa. Cuadros, de Marina Prodan. Cabeza de elefante de esparto y cojín con la leyenda Siesta, de Mona de Rama.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sofás cama idénticos

Bajo la viguería del techo se colocaron tres sofás cama idénticos: dos en línea y uno enfrente. En el centro, dos mesitas camilla invitan a las jóvenes a merendar y hacer los deberes. Telas de las mesas, de la colección Vintage, de Nya Nordiska. Alfombra, de El Corte Inglés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ventana en arco

Dos ventanas en arco permiten disfrutar de la naturaleza. Mientras que por la del tejado, por la noche, pueden contemplar juntas las estrellas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tapicería campestre para los sofás

Los diseños Toile de Jouy en telas y papeles pintados imprimen elegancia a los ambientes, como la tapicería campestre elegida para los sofás, muy acorde con la localización de la casa. Telas y tapicería, de Pedro Ros. Sobre cada sofá siempre hay una manta calentita, para que sus dueñas no se enfríen cuando se tumban a leer.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cojines de cuadros de la colección Kappa Check

Mezcla de diseños. Se eligieron telas lisas y estampadas para vestir los múltiples cojines que descansan en los sofás durante el día. Por la noche se retiran para mayor comodidad de sus jóvenes huéspedes. La variedad de tamaños y diseños en los textiles sigue una estela común: el color marsala que, aunque es el que domina en el ambiente, se ve salpicado con toques de gris. Cojines de cuadros, de la colección Kappa Check, de Nya Nordiska. Cojín de lunares, de venta en Mona de Rama.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mesilla de noche

Entre ambos asientos se dispuso una mesita con cajones, que dos de las hermanas comparten como mesilla de noche. Tela de abrigo de la colección vintage, de Nya Nordiska. Al fondo de la habitación se dispuso una estantería de baldas lacada en blanco. En ella las hermanas se reparten el espacio para almacenar sus libros, juguetes y piezas de decoración particulares. Cuadro, de Marina Prodan.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Textiles bucólicos

Los diseños Toile de Jouy en telas y papeles pintados imprimen elegancia a los ambientes, como la tapicería campestre elegida para los sofás, muy acorde con la localización de la casa. Telas y tapicería, de Pedro Ros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Viguería reforzada

Las habitaciones con estructura de vigas tienen que pasar por una revisión a fondo. En este cuarto, se reforzaron con un entramado interior a prueba de humedades y se pintaron en blanco puro, para dar una mayor sensación de amplitud.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Distribución de la habitación

1. ÁREA DE DESCANSO. Está formada por dos sofás cama alineados y uno enfrentado que sirven de zona de estar por el día y de descanso por la noche. Los dos primeros se separaron con una mesita auxiliar. El tercer sofá cama se situó enfrente, aprovechando el hueco de la escalera, y va rematado por una mesita de hierro. El suelo se cubrió con dos alfombras por si las hermanas deciden sentarse en él a conversar, leer, escuchar música o jugar con el móvil.
2. ZONA DE ESTUDIO. En la zona central se colocaron dos mesas camilla similares, a suficiente distancia para que las hermanas de distintas edades no se molesten al estudiar. Les acompañan unas sillas de tijera.
3. ALMACENAMIENTO. Se solucionó colocando en un lateral,  próximo a las mesitas de estudio, una estantería de baldas de dos cuerpos donde guardar libros, juguetes, muñecos y objetos de decoración.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños