Un cuarto para jugar... y estudiar

Una decoración con detalles lúdicos y muebles de acabados naturales marca el ritmo en esta luminosa habitación juvenil, pensada para divertirse y estudiar.

La arquitecta Kika Estarella, de Bonba Studio, planificó esta habitación compartida y juvenil teniendo en cuenta las necesidades de esta nueva etapa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Literas de diseño juvenil

Gracias que se optó por colocar una litera, la zona de estudio, tan importante en esta etapa, es amplia y con espacio independiente para cada hermano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mesas a medida de madera

La presencia de los ventanales en ángulo define la distribución de los muebles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
De otro tiempo

Contadas piezas de inspiración retro y perfectamente integradas aportan personalidad a la habitación de los chicos, y dejan atrás los tonos pastel y los estampados de dibujitos de cuando eran pequeños.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un gran escritorio

Las mesas a medida, de madera blanqueada, se completan con dos sillas, de Mercantic.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Literas juveniles

La elección de unas literas de diseño juvenil, en lugar de camas gemelas, proporciona más espacio libre en la habitación.

Literas, de Habitat.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Zona de estudio

Con el fin de despejar la entrada de luz, la zona de trabajo se ubicó en perpendicular a las ventanas, aprovechando la pared como tablón de notas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Textiles alegres

Ropa de cama, colcha y almohadones, de Filocolore.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano de distribución de la habitación

1. ZONA DE DESCANSO. Dadas las dimensiones de la habitación, la propuesta se centró en unas modernas literas de madera natural, en lugar de camas independientes, que liberan el espacio considerablemente.
2. PARA GUARDAR. La distribución de los muebles se centró en dos paredes opuestas, para dejar libre la zona de los amplios ventanales. Aquí, un gran baúl de mimbre hace las veces de espacio de almacén para juegos, mantas o complementos deportivos.  
3.ESPACIO DE TRABAJO. Propiciar una zona tranquila donde concentrarse es básico a esta edad. Aquí se consiguió con una mesa doble en madera blanqueada, muy amplia, que se completó con un panel sobre la pared para todas sus notas, fotos y dibujos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños