Su primera habitación

En la habitación de Olivia se eligieron muebles blancos, sencillos, con toques divertidos y ligeros guiños al diseño. ¡Un acierto pleno!

image
1 de 8
Un dormitorio de cuento

Delante de la original fachada del armario se dispuso la cuna ladeada, lo que le da cierto dinamismo a la habitación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Un cuarto con estilo

En el dormitorio de la pequeña Olivia se evitaron los diseños propios de bebé. De ahí el papel pintado, los muebles blancos y la confortable butaca de diseño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Como en el campo

Decorar una pared con papel pintado resulta una buena idea y si además se elige un diseño de estampado Liberty, mucho mejor. Como este que, con sus florecillas campestres, impregna la habitación de una eterna primavera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Armario en forma de casita

Divertido armario en forma de casita que ocupa una de las paredes. El tono blanco de revestimientos y muebles destaca frente al suelo de tarima oscura. Sobre la cuna, perchitas con lazo, de www.bebic.es

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Los muebles básicos

Cómoda de tres cajones, de Ikea. Butaca Eames Lounge Chair en cuero blanco, editada por Vitra. Saco de tela en forma de tiburón y búho musical, de www.bebic.es

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Zona de juegos

El centro se despejó para espacio lúdico y se colocó en el suelo una alfombra redonda para que el bebé se siente a jugar cómodamente. Cuna blanca, de Ikea. Alfombra en tonos rosas, de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Alfombra redonda Siglo

Las alfombras redondas dan mucho juego, como ésta formada por pequeños círculos. Es el modelo Siglo, de Bo Concept. En tonos lila, también disponible en multicolor y gris. Mide 1,50 m de diámetro (desde 469 € durante rebajas).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Plano de la habitación

1. ALMACENAMIENTO. Formado por una estantería de baldas y una cómoda de cajones, todo en blanco.
2. ZONA DE JUEGOS. La parte central de la habitación se dejó libre para que el bebé pudiera gatear a placer. Tan solo se dispuso una alfombra redonda y un original elefante de cartón.
3. CUNA Y ARMARIO. Al otro lado de la habitación se ubicó la cuna, enmarcada con un divertido armario en forma de casita, que además de su faceta funcional, añade un plus decorativo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños