Un dormitorio en la buhardilla

Enclavada en la montaña, en esta casa familiar se reservó la buhardilla para instalar el dormitorio infantil. Aquí los hermanos comparten juegos y bellas vistas.

image
1 de 9
Una buhardilla con vistas

Las vigas de madera enmarcan las camas. Tras ellas, un ventanal en triángulo hace de singular mirador. Las cortinas blancas y livianas, de Ikea, dejan pasar la luz y las bellas vistas del Valle de Arán, del que sus jóvenes dueños disfrutan con tan solo asomarse.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
Literas con diseño

La cálida buhardilla, convertida en dormitorio juvenil, tiene el techo y las paredes de madera de pino tratado y barnizado en color miel. En ella se dispusieron dos camas individuales separadas por una mesita de noche. Tras los cabeceros, amplios ventanales con doble sistema Climalit aíslan del intenso frío de la montaña.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
Muebles con encanto

El toque vintage lo pone esta original cajonera adquirida en una tienda de Francia; está decapada y tratada con técnica de arrastrado, para darle ese aspecto antiguo. Como contraste, la nota de color llega de la mano de los cojines colocados en el suelo y las lámparas de papel; todo, de Filocolore.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
Ventanas en el tejado

Además del amplio mirador, la habitación cuenta con una ventana de tejado en un lateral, junto a las camas; éstas, con somier de lamas y colchones, de Colchones Star, están vestidas con fundas nórdicas y cojines. En el suelo, a sus pies, una alfombra de fibra natural en tonos claros sirve para ambas. Todo, de la firma Filocolore.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
Su rincón de lectura

A los pies de una de las camas se creó un coqueto rincón de lectura. La protagonista aquí es la butaca; se trata de un modelo antiguo retapizado con una tela de rayas de la firma Home Deco. La alfombra, de piel de vaca, se compró en Francia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
Ventanas a medida

En las buhardillas la entrada de luz suele llegar mediante ventanas de tejado que permiten, además, ventilar la estancia. En este caso se ubicaron dos, enfrentadas, una sobre cada camita. Lo mejor es elegir un modelo con estor integrado, para regular la claridad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
Una mesilla para los dos

Entre ambas camas, los dos hermanos comparten la sencilla mesita de noche de madera de teca, de Home Deco. En ella podrán dejar todo aquello que quieran tener a mano por la noche. Sobre ella, en el techo, una lámpara de papel roja alumbrará sus lecturas nocturnas. Cartera sobre la mesa y lámpara, de Filocolore.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
Cojines con mensaje

Deja que se exprese; algo tan sencillo como cambiar la funda a un cojín puede hacerle feliz, si tiene la oportunidad de elegir algo que vaya con su personalidad. El modelo de la foto, en azul desgastado y con la figura de un coche modelo escarabajo, le encantará a tu pequeño beattle.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
Plano y distribución del dormitorio

Con dos camas bajo el cielo
La decoradora Judith Farrán Prados, del estudio de decoración Home Deco, transformó la antigua buhardilla en un dormitorio juvenil cálido, amplio y acogedor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños