Cambio de imagen: Cuarto juvenil

Cuando los niños se convierten en adolescentes, sus necesidades cambian. Busca soluciones prácticas y actuales que reflejen su personalidad y que incluyan espacios donde estudiar y reunirse con sus amigos.

image
1 de 10
Actualiza la decoración del dormitorio con muebles de madera laqueada en blanco y telas en alegres colores.

Estudia muy bien el diseño y la distribución del mobiliario para sacar el máximo partido al espacio y lograr una habitación cómoda y funcional. En este caso, para que no quedará ningún hueco, el arcón se prolongó y se adaptó al pilar de la esquina. Muebles realizados a medida por Luis Agreda en madera maciza laqueada en Nogal. Silla, de La Continental. Estor, de Pepe Peñalver. Complementos, de Ikea y Depapel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
En este dormitorio, de unos 10 m²,

la cama nido se situó adosada a la pared que queda frente a la puerta. En lugar de mesilla se puso un arcón y, frente a la ventana, la mesa de estudio. El problema del almacenamiento se resolvió con un armario, baldas voladas y una estantería.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
Aprovecha el espacio que queda libre sobre la cama para colgar un par de repisas voladas de pared a pared.

Elígelas del mismo material y acabado que los muebles. Presta especial atención al sistema de sujeción: existen herrajes metálicos que se atornillan a la pared y por los que luego se introduce la balda; de esta forma quedan ocultos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
Distribuye luces puntuales sobre la mesilla y el escritorio.

Para este último, busca una lámpara estable, y recuerda que la bombilla debe quedar por debajo de la vista del niño. Lámpara Morker, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
Para la zona de estudio,

fija un tablero volado bajo la ventana y complétalo con una práctica cajonera con ruedas en la que tu hijo pueda almacenar el material de escritorio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
Cubre parte de la pared con un zócalo de madera laqueada.

Píntalo en un tono claro; aporta luminosidad y admite ropa de cama llamativa. Telas, de Pepe Peñalver: a rayas y lisa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
Sustituye el cabecero por un arcón abatible en el que puedas guardar la almohada, el pijama y alguna manta.

Es una estupenda solución, ya que su tapa se puede utilizar como mesilla, para tener a mano libros, el despertador o el equipo de música.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Las camas nido son una opción ideal para cuartos estrechos;

durante el día, el somier inferior, extraíble, se camufla bajo el principal. Para sacarla cómodamente, evita colocar muebles delante o, si no los pones, procura que sean piezas ligeras y que tengan ruedas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
Cómprale accesorios que le ayuden a tener su cuarto limpio y ordenado.

Por ejemplo, en la zona de estudio necesitará una papelera que pueda ocultar bajo el escritorio. Papelera en Casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Así era el dormitorio
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo