Un dormitorio a lunares

Celia y Clara son hermanas y comparten dormitorio; para que la falta de espacio no fuera un problema, se decoró con muebles modulares y una distribución singular.

image
1 de 10
Muebles a medida

Los dormitorios pequeños exigen aprovechar el espacio al máximo. A veces resulta difícil acoplar en ellos muebles estándar y hay que echar mano de composiciones a medida. Como en este caso, cuya zona de estudio se adquirió en Terrón, previo encargo al fabricante Bianca. Sobre la mesa, lámpara roja Twiggy de Foscarini (420 €), en T Estudio de Diseño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
Un rincón luminoso

La mesa de estudio se ubicó próxima a la ventana, con el fin de disfrutar de la luz natural. Pegado a la pared, un panel tapizado con tela plastificada de fácil limpieza evita roces con las piernas y la entrada de frío en invierno.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
Zona de estudio

Se colgaron tres estantes en la pared para almacenar libros, uno para cada una de las hermanas y un tercero, para compartir. Lacados en azul, rojo y verde, están fabricados por Lago (122 €/cada uno). Junto a la mesa de trabajo se colocaron dos módulos en el suelo unidos, que forman parte de la composición del rincón de estudio de Bianca. La pared se alegró con el papel pintado de lunares rojos, de Coordonné (35 €/rollo).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
Camas en L

La distribución de las camas en forma de L dificultaba la instalación de cabeceros al uso; por eso se diseñó este original modelo en línea que cubre toda la superficie. Se trata de 4 paneles tapizados en rojo y confeccionados a medida por T Estudio de Diseño (400 €). En la pared, sobre las camas, se dispusieron un par de apliques de brazo flexible en forma de cono. Son el modelo Viper, de Carpyen (152,22 €/cada uno).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
Paredes decoradas

Papeles pintados de diferentes motivos aportan vitalidad y color al dormitorio. Los gustos dispares de las dos hermanas se dejan notar: los lunares rojos contrastan con los pequeños dibujos que salpican la zona de descanso y el mural infantil que preside la entrada, de Coordonné Kids (90 €/rollo).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
Ropa de cama en blanco y rojo

Para armonizar el conjunto, la ropa de cama se eligió en blanco y rojo, a juego con el resto de la decoración del dormitorio. Sobre las camas, almohadones y mantas, de KA International.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
Armarios con puerta redonda

Dos puntos a favor. Los estantes de la pared de enfrente se quedaron pronto pequeños, por lo que se intentó aumentar el capítulo de almacenamiento con piezas poco vistas. Se consiguió gracias a dos módulos cuya originalidad reside en la puerta redonda y roja de vidrio brillante que, a modo de punto gigante, los cierra. Se trata del modelo Punto (568 €/cada uno), de la firma Lago.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Propuestas de cabecero

El panel decorativo en rojo, que aquí hace las veces de cabecero convencional, puedes sustituirlo por composiciones de cuadros, fotos o pequeños espejos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
Armario con gran capacidad

Un armario empotrado con puertas correderas ocupa toda una pared. Los escasos metros que separan el armario de la cama obligaron a elegir puertas correderas que facilitaran su apertura. Cada cuerpo del armario se adjudicó a una de las hermanas. Las puertas se eligieron en un tono de madera oscura similar a la de la tarima del suelo. Una alfombra en verde y de diseño irregular abarca la zona de descanso y la de estudio. Diseñada a medida, es de la firma Naqsh (590 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Plano y distribución del dormitorio

Distribución lineal en tres ambientes
La decoradora Rebeca Terrón, de T Estudio de Diseño, dividió el dormitorio en tres áreas.
1 ALMACENAMIENTO. Se dispuso un enorme armario empotrado de pared a pared que las hermanas comparten. Como había poco espacio, se optó por instalar puertas correderas para no entorpecer su apertura.
2 ZONA DE DESCANSO. Paralela al armario se colocó una cama y para liberar espacio, la otra se dispuso en perpendicular. Esta forma de L permitió colocar una alfombra y facilitar huecos despejados en la zona de paso.
3 ÁREA DE TRABAJO. Frente a las camas, en la otra pared se instaló el rincón de trabajo, justo a continuación de las ventanas. Como la medida era un tanto peculiar, se optó por un mueble modular de encargo. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños