Sólo para mayores

Ármate de paciencia a la hora de redecorar su dormitorio: ahora su opinión es importante y deberás consultarles antes de tomar una decisión. Tal vez lo mejor será que te sientes con tus hijos a ver este reportaje, seguro que llegáis a un acuerdo.

image
1 de 8
Inspírate en el refrescante estilo campestre

Los motivos pequeños -hojas, flores y ramilletes- que salpican tapicerías y muebles, siempre coordinados, son la clave. El ambiente no debe resultar recargado, al contrario, tiene que ser fresco y natural; lo conseguirás dejando que predominen los tonos claros y neutros. Además, la sencillez es importante; fíjate en la cama, se vistió con una colcha ceñida al colchón con canutillo, pero no tiene ni faldones ni volantes. Tela estampada de colchas y cortinas, de Biggie Best. Camas y cómoda, de Grupo 13. Papel de rayas, de Becara.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
La clásica cama de barrotes no pasa de moda

Adáptala al estilo de tus hijos vistiéndola de forma desenfadada. Para aprovechar el espacio al máximo, lo mejor es colocarla pegada a una pared; así durante el día la podrán utilizar como sofá y disponer del resto de la habitación para sus juegos. En este caso los barrotes se cubrieron con una funda y la zona inferior de la cama se tapó con un faldón de rayas lo que permite utilizar este espacio como zona de almacén. Faldón y cortinas confeccionados con una tela de rayas, de B Decoración. Dormitorio decorado por el estudio Atelier Dos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Protege la pared con un zócalo a prueba de roces, arañazos y golpes

Anímate a realizar uno con arpillera, fibra vegetal, corcho, tableros de chapa de madera o de DM; resisten bien y son decorativos. Aquí se instaló un modelo muy original que combina láminas de persiana, enmarcadas con molduras anchas de DM, que forman cuarterones. Apliques articulados, de Ikea. Pantallas forradas con cintas superpuestas, diseñadas por María Ortiz de Urbina, quien decoró la habitación. Alfombra de yute con cenefa de algodón en Leroy Merlin.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Consigue más luminosidad con muebles blancos

El dormitorio ganará luz y sensación de amplitud; pero, cuidado, evita que resulte demasiado frío con detalles en madera. También pueden ayudarte los papeles pintados en tonos naturales, como trigo y terracota envejecidos, y las tapicerías en un amarillo apagado, como se hizo en esta habitación. Camas de pino macizo laqueado blanco y mesilla modelo Visdalen; todo, de Ikea. Colchas en Edredona. Papel pintado de Perelló y cenefa; ambos, en Escabel. Baúl de roten, de Casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
¿Miedo a las alturas? Elige una cama nido con ruedas

Es la solución si necesitas dos camas, no tienes espacio para ponerlas separadas y te da miedo la altura de la cama superior. Como ves en la foto, la cama de arriba sólo está un poco más elevada de lo normal para que debajo quepan un somier con ruedas y un cajón, práctico para ropa o zapatos. Muebles de Lagrama, realizados en chapa de arce y fresa. Cama, armario, silla y alfombra de Gandía Blasco. Todo, en Atenea. Sábanas, de Mobiramos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Apuesta por lo funcional: cama y mesa de estudio en un solo mueble

Con una cama alta y abatible consigues un espacio inferior que se aprovecha para situar una mesa de estudio. El armazón que sujeta la cama y la mesa son dos barras laterales de hierro pintado que van fijadas a la pared. Litera abatible de la firma Sellex, con mesa de estudio inferior y cajonera, con acabado en melamina de haya. La cama es individual, de 90 cm, y tiene una escalera lateral. Edredón, de Praia y silla. Todo, en Atenea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Con un escritorio en L aprovechas las esquinas

La superficie para estudiar es amplia y los dos sobres en forma de L permiten sacar partido a cualquier rincón del dormitorio. En línea con el escritorio coloca una estantería, mejor si no tiene trasera para aligerar el conjunto, y tendrás el espacio central de la habitación para situar la cama. Mesa de estudio para rincón y librería, de 2,06 x 1,50 x 0,27 m; ambas están realizadas por la firma JJP en chapa de arce. Silla, reloj, flexo de Carpyen colcha y cojines. Todo, en Atenea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Jugando con dos alturas duplicas la superficie

Distribuye el espacio de la habitación de esta forma mediante una tarima; debajo de ella cabe la cama que así no resta superficie durante el día. Composición de Antaix: cama con ruedas; tarima, de 0,58 x 2,10 x 1 m; armario de 1,60 x 1 m y varios módulos realizados a medida, con frentes de 50 x 60 cm. Tela y papel pintado de Perelló. Todo, de venta en Terrón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo