Con un zócalo a rayas azules

A la hora de decorar esta habitación, de 6 m², se pensó en las necesidades básicas de todo adolescente: una cama cómoda, un escritorio con luz natural y amplias zonas de almacén.

image
1 de 4
El zócalo

a rayas protagoniza la decoración de este dormitorio y le aporta cierto aire de estilo marinero, como también los muebles de madera y telas estampadas en rojo y azul. Una idea de la decoradora Mercedes Postigo. Papel pintado de la firma Perelló en Ashmer. Mesa de madera de iroco y librería; ambas realizadas a medida por un carpintero. Sillas, de Camino a Casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 4
Zonas de almacén

Disponer de suficiente espacio de almacén es fundamental para los niños de esta edad; por eso, en este dormitorio, además de un armario empotrado, se colocaron dos estanterías de poco fondo frente a la cama.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 4
Con estos muebles,

y otra librería ubicada en la zona de estudio, hay suficiente espacio para sus libros, su música e, incluso, algún adorno. Frente de armario con las puertas laqueadas y librerías de madera; todo, hecho a medida por un carpintero. Edredón, de venta en VTV.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 4
La planta rectangular

permitió una distribución sencilla.
1. Zona de estudio. Es fundamental a esta edad; aquí se ubicó bajo la ventana, para aprovechar al máximo la luz natural. Consta de un tablero, que va de lado a lado, con una cajonera central, dos sillas, por si viene algún amigo, y una librería pequeña en un extremo.
2. La cama. Se colocó junto a la pared de la derecha, de forma que el paso desde la puerta a la mesa sea directo.
3. Almacén. Libros y juguetes se guardan en unas estanterías de poco fondo que hay frente a la cama. A la derecha de la entrada se realizó un armario empotrado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños