Un práctico cuarto con zona de estudio

La habitación de los chicos requiere una planificación cuidada. Lo ideal es que cuente con armario, cama, mesa de estudio y zona de almacén para guardar sus cosas.

image
1 de 5
Separa la zona de descanso y la de estudio; así lograrás que tus hijos se concentren mejor a la hora de hacer los deberes.

En este caso, se colocó una estantería sin trasera para independizar los ambientes. Además, se recurrió a distintos acabados en función de la actividad de cada zona: un tono verde -que favorece la concentración- en el rincón de estudio y un relajante color azul alrededor de la cama. Dormitorio decorado por Nuria Roigé.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Completa la zona de descanso

Busca una cama de 90 x 190 cm y decórala con cojines para que, durante el día, sirva de sofá. Sitúa a su lado una mesilla; ésta incorpora un revistero para dejar los libros. Incluye un punto de luz y así tu hijo podrá leer en la cama: si optas por un aplique de estantería, mantendrás despejada toda la superficie de la mesilla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Reserva un espacio con luz natural para la mesa de estudio

Planifica un rincón de trabajo que le sirva con el paso del tiempo. Conviene que la mesa tenga 70 cm de fondo para que en el futuro pueda colocar un ordenador. Aquí, la interiorista Nuria Roigé diseñó una composición a medida realizada con Ir’o, un material muy resistente realizado con resinas y plásticos que se fabrica en 230 colores. No olvides incluir algún estante para que el niño tenga a mano los libros, y una cajonera que le ayude a mantener en orden el material de estudio. Opta por una silla regulable en altura y sitúa una lámpara que proyecte el haz de luz sobre la mesa: así el resto del dormitorio quedará en sombra y evitarás que se distraiga. Material, de Pepa Paper.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Saca partido a cada rincón

Fíjate en esta idea: la mesilla incorpora una estantería para los cd’s, pero también puedes buscar un modelo con cajones y baldas. Aprovecha el espacio que queda debajo de la cama con cajones, cajas con ruedas o una cama nido para otro niño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Plano.

1.- Armario.
2.- Zona de estudio.
3.- Estantería.
4.- Cama.
5.- Zona de almacén.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños