Una habitación divertida y funcional

Opta por una composición modular y convierte las zonas libres en espacios de almacén. Inspírate en este dormitorio.

image
1 de 9
Dos camas

En este dormitorio se optó por una solución similar a las camas nido, pero con más capacidad para guardar que éstas. Se trata de un diseño en el que, entre las dos camas, queda un espacio extra para colocar un módulo de puertas y cajones. Dormitorio del programa Kino de Leroa, en chapa de madera y DM laqueado en Galerías Aspa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
Arcón

El tradicional cabecero se sustituyó por un arcón abatible; un estupendo sistema de almacenaje. Para hacerlo aún más práctico, se remató con una repisa. Funda nórdica confeccionada con tela de La Maison y manta de lana. Todo, en Galerías Aspa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
Lámpara

Ilumina su cuarto con originales lámparas de diseño. Olvídate de los típicos dibujos infantiles y busca divertidos motivos acordes con su edad. Elige siempre el modelo adecuado para lograr la luz necesaria. Lámpara en Jota.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
Acabados

Para lograr una decoración joven y desenfadada, se apostó por muebles que combinan madera en tono natural con frentes laqueados y detalles metálicos. Además, la pared se cubrió con un papel a rayas; este estampado es, junto a los cuadros, el más apropiado para estas edades. Papel, de La Maison en G. Aspa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
Estores

Aunque existen modelos ya confeccionados, en este caso se encargaron a medida. Están realizados con una tela estampada que combina con el color de las paredes y la ropa de cama. Además, frente a las clásicas cortinas, permiten aprovechar el espacio que queda bajo de la ventana. Estor hecho con tela de La Maison en Galerías Aspa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
Al milímetro

Para sacar el máximo partido al espacio, se optó por una composición modular, de Leroa, que se ajusta perfectamente a las dimensiones del cuarto y permite dejar la zona central despejada. En ángulo con las camas, se colocaron una serie de muebles de distintos tamaños que combinan puertas, cajones y estantes. Además, se aprovechó el hueco que queda libre hasta la pared con un arcón y una balda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
Una mesa extra

Entre la cama alta y el módulo de cajones se instaló una balda extraíble que se utiliza como mesa. Esta solución es perfecta, tanto para dormitorios compartidos, pues permite contar con una zona de estudio extra, como para habitaciones individuales de reducidas dimensiones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
Cajonera

La zona de estudio debe contar con suficiente espacio para almacenar objetos. En este caso se resolvió colocando una cajonera con ruedas bajo la mesa; cuando el niño está estudiando se extrae fácilmente y, además, sirve como superficie auxiliar para poder dejar cuadernos y libros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
Zona de estudio

Para armonizar la zona de estudio y la de descanso, ambos ambientes se decoraron con muebles de la misma colección, de la firma Leroa. La mesa se colocó bajo la ventana, vestida con un estor claro. Junto a ella se ubicó una librería que se utiliza para almacenar libros, carpetas y cuentos. La pared se cubrió con un papel blanco con discretos estampados que contribuye a crear un ambiente tranquilo que favorece la concentración. Papel pintado, de La Maison en la tienda Galerías Aspa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo