Un dormitorio compartido

Acomodar a dos hermanos, incluir una zona de trabajo para cada uno y, además, contar con otras dos camas para sus amigos o primos parece un reto insuperable. Aquí se logró con muebles diseñados a medida y mucho sentido común.

image
1 de 4
La zona de descanso se ubicó en línea recta,

con dos camas-nido seguidas y enmarcadas por un zócalo de madera pintada en color malva. Camas-nido en 1,90 x 0,90 m y zócalo de 1 x 6,5 m, todo realizado por Kit-París. Colchas Domino, cuadrantes y mantas de La Perla Gris. Estor de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 4
Plano

1. Zona de descanso. En lugar de apostar por las clásicas literas, en esta habitación se incluyeron dos camas-nido colocadas en línea. Una solución mucho más ligera visualmente ya que la estructura diseñada es muy sencilla, sin cabecero. Además, para delimitar la zona de descanso, se encargó un zócalo de madera pintado en color malva de 25 cm de fondo, con capacidad para guardar en su interior y rematado en una repisa que se puede utilizar como mesilla o estantería.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 4
Con muebles modulares aprovecharás mejor el espacio

Aquí se reservó todo un frente para ubicar la zona de trabajo y la de almacén. En primer lugar, se colocaron dos armarios de 1,20 x 0,60 x 2,10 m y entre ellos una encimera de 2,10 m de largo que hace de escritorio. Debajo y como punto de apoyo, se colocó una pequeña estantería de madera con baldas; en la pared se instaló un estante doble de 2,10 x 0,35 x 0,3 m. Todo diseñado por C.M. y realizado por Kit-París en melamina con acabado en color haya.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 4
Busca soluciones ingeniosas

Si escasean las zonas de almacén, apuesta por los muebles de doble función como esta mesilla que incorpora un pequeño zapatero. Mide 90 x 60 cm, está diseñada por C.M. y realizada por Kit-París en melamina color haya.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo