Dormitorio y estudio por separado

Gracias a un panel divisorio, la atractiva visión de la cama no distrae al propietario de este dormitorio juvenil de la tarea de hacer los deberes. Los muebles, blancos, y la pared, pintada en turquesa, unifican el espacio.

image
1 de 7
Murete divisor

El interiorista Santi Ferrer Vidal diseñó un panel para separar las camas de la zona de estudio. Así, cada una se puede utilizar de forma independiente. Conjunto de camas, panel, mesa de estudio y estantes lacados (3.500 € aprox. realizados a medida por Cubs Interiorismo). Colchas, de Lexington. Cuadros (38 € c/u en Casa Viva). En la zona de descanso: alfombra (150 € en Habitat) y lámpara (80 € en Pilma).
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 7
Camas en L

Al colocar una litera y una cama tradicional en esquina, el espacio de la zona de descanso se aprovechó al máximo. En la pared debajo de la litera se instalaron baldas que, además, sirven de mesilla para la cama.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 7
Zona de juegos

Aunque ellos ya se crean mayores, todavía necesitan jugar. Por eso, junto a la ventana se ubicó una amplia zona de juegos, con un sofá, un puf que hace de mesa de centro y una alfombra. Conjunto de sofá y puf (1.500 € aprox. en Tangent Interiorismo). Cojines (desde 50 € en Coriumcasa). Alfombra, de Francisco Cumellas (1.420 € aprox.). Peluches y puzle, de Habitat. Cohete, de Konema.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 7
Rincón de estudio

El panel que independiza la zona de estudio de las camas se utilizó como trasera de la mesa. Su diseño, una superficie volada anclada al panel y a la pared, carece de patas, lo que permite añadir más sillas para que varios niños estudien a la vez sin chocar contra ninguna estructura inferior. Flexo rojo (176 € en Coriumcasa). Globo, de Habitat. Silla (40 € en Tangent Interiorismo).
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 7
Cajas para guaardar

El orden no suele ser, precisamente, el punto fuerte de los niños. Como todo, la necesidad de almacenar es un hábito que se crea desde la infancia. Pero para ello es imprescindible ponérselo fácil. Con un contenedor, la tarea de guardar será eficaz y les resultará más llevadera. Caja de madera, de venta en Dijous.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 7
Estante

Cuando hacen los deberes, incluso, el vuelo de una mosca les distrae. Para evitarlo, coloca juguetes y libros tentadores en un estante que no puedan ver ni alcanzar con la mano mientras estudian.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 7
Plano: Dos ambientes

Santi Ferrer Vidal organizó dos zonas separadas por un panel: la primera, de descanso, se situó frente a la puerta; la segunda, junto a la ventana, reúne la mesa de trabajo y un área de juegos.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños