Dormitorio para tu bebé: móntalo con vistas al futuro

Bajo una imaginaria carpa de rayas azules y blancas, León descubre el mundo. Un cuarto de bebé, proyectado para adaptarse a él con los años. 

image
1 de 9
Un cuarto evolutivo

Un armario, una cuna, una mesita y un par de baldas son los muebles que decoran el cuarto. La idea es que un ambiente de bebé se transformase fácilmente, en un futuro, en una habitación infantil a través de los complementos y textiles. Ropa de cama y cojines, de Thanks Mum. Manta de cuadros, de Zara Home. Silla, de Pez. Mesita, de Ikea. Sobre la mesa: peonzas y conejo, de Lobo Feliz, y caleidoscopio, de Thanks Mum. En la pared: abecedario, del estudio Nimú. Mini banderín, de Tiger. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
Tonos suaves y claros

El objetivo a la hora de escoger la decoración de la habitación de tu bebé es conseguir un ambiente cálido y agradable, que invite a la relajación y al sueño. Es preferible que optes por tonos suaves y claros. Tu pequeño dormirá tan plácidamente como León. El ratoncito circense es de la tienda Lobo Feliz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
Techo de inspiración circense

La luz natural que recibe el cuarto y el color blanco en ventanas, paredes y muebles contribuyen a crear un ambiente espacioso y relajado.
El estudio Nimú ha pintado el techo a modo de carpa circense: franjas azules y blancas, dibujadas en perspectiva para simular una forma cónica. Marga tenía claro que quería un cuarto divertido, donde el aspecto lúdico estuviera muy presente. Armario antiguo, de La Europea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
Avioneta de cartón colgante

Para que sueñe con sus próximos viajes, del techo cuelga una avioneta de cartón, adquirida en Desfigura, Portugal. De pared a pared un expositor con animalitos de pizarra, del que en un futuro colgarán los dibujos de León. Es de Los Peñotes. Cuadros en madera, de Nadia Vieira & Co.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
Cuna evolutiva

Algunos modelos se convierten en cama al retirar la barrera lateral. Otros, como Oeuf NYC Sparrow, de venta en Smallable, se transforman con un kit específico, diseñado para darle seguridad al niño en su transición a la cama.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
Zona de juegos para tu bebé

Este pequeño gran rincón de juegos decora el cuarto en los primeros meses y refuerza el carácter divertido de la decoración. Coloca una alfombra o colchoneta e, incluso, varios cojines para que el bebé y tú podáis realizar juntos ejercicios en el suelo, que le estimularán. Será el sitio perfecto para que empiece a experimentar texturas, sensaciones, sonidos e, incluso, sus propios movimientos. Alfombra, de Thanks Mum. Cestas: bicolor, de Thanks Mum, y cuadrada, de Zara Home. Cojín conejito, de Thanks Mum. Careta Tigre, de Lobo Feliz. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
Decora las estanterías

Banderines y camión, de Thanks Mum. La jirafa es de Lobo Feliz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
Cohete de cartón reciclado

Todo astronauta o aventurero necesita un vehículo apropiado que le lleve hasta las estrellas y más allá: cohete de cartón reciclado, de la marca holandesa Kidsonroof.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
Plano del dormitorio

Un lugar para soñar, crecer y jugar. Así imaginó este cuarto Marga, la mamá de León y propietaria del estudio de interiorismo Nimú junto a su socia Fayette. Era imprescindible que resultase espacioso. La sorpresa: un rincón de juegos.

1.CUNA Y MESITA. La ubicación de la cuna es estratégica porque, gracias a la altura de sus laterales, el radiador queda prácticamente oculto. A su lado, una mesita con una silla y dos baldas en la pared con cuentos y juguetes.

2. ARMARIO. Se trata de una pieza recuperada de grandes dimensiones. Encaja en un ambiente con ventanas y contraventanas antiguas con cuarterones y parqué en espiga en tono miel en el suelo.

3. RINCÓN DE JUEGOS. En una esquina de la habitación se organizan los juguetes en cestos. En el suelo, una alfombra de motivos geométricos protege la superficie en la que León empieza a moverse y a descubrir sus manitas y sus pies.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños