Errores que debes evitar en un dormitorio infantil

Con distribución incómoda, sin zona de juegos, y además, con una decoración triste… Si su dormitorio es así, y te has animado a cambiarlo, descubre los errores más habituales que se suelen cometer al decorar y distribuir un dormitorio para niñ@s. Te será mucho más fácil dejarlo tan bonito, confortable y funcional como los de la revista.

image
1 de 9
¿Se podría dar más metros a su dormitorio?

Replantearse el espacio vs. conformarse con lo que hay
Los niños pasan más tiempo en su dormitorio que tú en el tuyo, desde que son bebés hasta que se independizan, ¿verdad? También realizan más actividades... No solo duermen, sino que juegan, dibujan, estudian, leen, hacen manualidades y hobbies y reciben a sus amigos. Todo eso requiere espacio. Por tanto, conviene que su habitación sea amplia, siempre que sea posible ¡claro! y también luminosa.
Si quieres que su dormitorio sea mejor, ten en cuenta que podrías dar a su habitación más metros integrando parte del pasillo, por ejemplo, o plantearte variar la distribución de la casa, si vas a reformar. Otros cambios que funcionan para optimizar el espacio: desplazar la puerta de entrada, instalar una puerta corredera, cambiar de lugar el armario y/o el radiador. El proyecto de reforma de este dormitorio es de la arquitecta Rocío Monasterio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
Detectar los problemas de la habitación

Distribuir con cabeza vs. hacerlo al tuntún
Detectar los problemas de la habitación es el primer paso para buscar soluciones. Habrá dormitorios de planta fácil, cuadrados o rectangulares, y habrá otros con planta complicada, con retranqueos y pilares, o con forma en punta de flecha... Solo tienes que fijarte en estos planos de habitaciones infantiles para ver que cada caso es distinto.
Lo que sí funciona siempre es hacer un plano de la habitación a escala, que incluya elementos como ventanas, radiadores, puerta, enchufes... Sobre él, empezar a pensar en distribuciones posibles con tres zonas: descanso, juego-estudio y almacenaje. Y siempre, respetar las zonas de circulación.
Si hay que desplazar la puerta o el radiador para que la distribución del mobiliario sea mejor, se hará... Si hay que encargar un mueble a medida para que el retranqueo no condicione tanto la distribución, se hará... Puede que un armario convencional no quepa en habitaciones mini, pero sí un armario puente o ¿por qué no? ¿se podría hacer uno en el pasillo?
¿Cómo hacer un plano a escala? Escribe esta misma frase en Google y verás muchos links, como éste es.wikihow.com/dibujar-un-plano-a-escala.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
Iluminación óptima

Planificación vs. iluminación deficiente
En primer lugar, aprovechar la luz natural al máximo colocando en ventanas tejidos que maticen la luz solar, como los translúcidos; mejor descartar los opacos.
En segundo lugar, planificar la iluminación artificial, con encendido/apagado independientes. Se debe contar con luz general y puntual en las tres zonas: descanso, juegos/escritorio y almacenaje. Una lámpara para leer en la cama, otra para el escritorio, focos para que se vea bien el interior del armario...  
También ahorrará muchos problemas pensar en la ubicación de enchufes que tal vez de pequeños no se utilicen, pero sí cuando sean mayores: ordenador, impresora o equipos de audio-vídeo también necesitan tomas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
Muebles adaptados a su edad

Muebles evolutivos vs. muebles que se comen la habitación
Los más pequeños necesitan espacio para jugar. ¿Para qué comprar enseguida una cama de 1,90 m que ocupa demasiado? ¿O un escritorio grande y alto? ¿No sería mejor un pupitre bajito? Hay cunas que se convierten en camas y duran hasta 7 años aprox. Y hay muebles que se transforman para adaptarse a la edad del niño; se suelen llamar evolutivos.
Entra en www.flexaworld.es y verás que sus muebles son funcionales y con doble uso, como ves en estas fotos, donde hay tres muebles de Flexa. En este caso, la cuna se convierte en cama o en sofá, la cómoda-cambiador se sigue utilizando años y años quitando el módulo cambiador, y la trona se puede utilizar como silla hasta los 12 años porque su mesa se quita y es regulable.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
Camas que sorprenden y muebles con varios usos

Estudiar qué opciones hay vs. ignorarlas
Antes, las opciones en mobiliario infantil-juvenil eran muy limitadas: cama adosada a la pared en pequeños espacios y punto. En dormitorios compartidos, triunfaba la litera...
Ahora, afortunadamente, existen programas de muebles para niños con soluciones para casi todos los espacios. Eso sí, los más difíciles, y nos referimos sobre todo a los que tienen retranqueos o pilares, tendrán que recurrir a mobiliario a medida...
¿Qué opciones hay? Por mencionar solo algunas: literas en zig zag con zonas de almacenaje extra, y con cama nido para un amigo o un tercer hermano; pero además; literas en L; camas altas con escritorio debajo; literas abatibles que apenas ocupan espacio de día; camas con ruedas; escritorios extralargos; cabeceros-arcón; escritorios con estantería incorporada, armarios con estantería integrada; armarios puente...
¿Dónde encontrar más información? Acércate a las tiendas especializadas y mira las exposiciones; también en aquí hay muchos reportajes donde hay composiciones novedosas y funcionales. La composición de este dormitorio pertenece al programa de mobiliario Ringo, de Kibuc.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
Distribuir con sentido práctico

Pensar a largo plazo vs. improvisar
Si quieres un dormitorio que siga siendo práctico cuando el niño crezca, planifica la distribución de su dormitorio a largo plazo. Con la decoración siempre se puede jugar, pero conviene acertar desde el principio con la distribución de las áreas y la ubicación de los muebles más voluminosos. Lo ideal es que junto a su zona de juegos, esté la de almacenaje, y que ese mismo espacio, cuando el niño crezca, sirva para colocar el escritorio y una estantería.
La distribución en L, en este dormitorio, con muebles de Asoral, es una de las más habituales porque permite dejar el centro de la habitación despejado, con espacio para jugar y libre de obstáculos para circular.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
El suelo es para jugar

Suelo cálido vs. suelo frío
Durante los primeros años, los niños pasan mucho tiempo en el suelo, jugando a mil juegos. Estarán más cómodos colocando en esa zona de juegos una alfombra, sobre la que se pueden añadir almohadones. Cuando crezcan, se podría crear una zona de dibujo/juegos, que sería como su zona de estar. Podría ser buen momento para pensar en sus gustos personales y elegir una mesa o unas sillas/pufs en su color o colores favoritos.
Para alfombras, existen modelos de algodón lavables, como los de Lorena Canals, pero también de vinilo tejido, como los de las marcas Keplan y Bolon, que se pueden barrer y fregar; hay también diseños en vinilo tejido, de la marca Brita Sweden, que se pueden lavar en lavadora a 30ºC, y se venden en Rue Vintage. La mesa Lack, decorada con un corazón rosa a gusto de la peque, y la alfombra, son de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
Seguridad infantil

Niños a salvo vs. riesgo alto de accidentes
Dejamos casi para el final un aspecto clave en cualquier casa con niños: la seguridad. ¿Sabías que la mayoría de los accidentes domésticos se pueden evitar fácilmente? Solo hay que conocer los peligros y anticiparse...
Por ejemplo, el mundo exterior siempre atrae a los peques. Por eso, las ventanas siempre deben tener bloqueos u otros dispositivos para evitar que el niño pueda abrirla.
Para que sepas detectar los peligros y evitarlos, consulta www.segurbaby.com, y su guía amena, ilustrada y súper práctica para que su habitación, y toda la casa, sean seguras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
Decoración y color

Ambiente alegre vs. espacio triste
Si hay alguna habitación donde hay que derrochar fantasía es en la habitación de un niño. El minimalismo en su mundo conviene descartarlo, porque su estética resulta fría; mejor algo estimulante y divertido. Una base neutra siempre da buen resultado, hace más amplio el dormitorio, pero añadir pinceladas de color en ropa de cama, muebles, paredes y complementos es básico para que el ambiente destile alegría, dinamismo y al peque le entusiasme su habitación. Encontrarás inspiración en los reportajes de esta sección Niños. Muchas ideas son fáciles y low-cost. Este rincón de dibujo y manualidades despierta máximo interés con la pared pintada en azul, ¿verdad? El rollo de papel y la mesa son de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños