Este dormitorio vale por dos

Mira cómo lograr un espacio compartido en plena armonía con una distribución simétrica; el efecto espejo aporta orden y evita celos entre los dos hermanos.

La planta cuadrada de esta habitación se organizó de forma que la zona central quedara despejada, con el objetivo de mantener un espacio de juego cómodo para los niños.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
El dormitorio de dos hermanitos

En este dormitorio compartido se optó por dividir el espacio en dos partes iguales; en lugar de adquirir muebles diferentes, se eligió un diseño idéntico para cada uno de los hermanos. Así todo va sobre ruedas y no hay peleas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Los textiles ponen la nota de color

Los colores y estampados elegidos no siguen ningún coordinado ni patrón especial. Al contar con una base neutra en blanco, incluidas las camas, los cojines coloristas, la manta y las estrellas en blanco y rojo se integran a la perfección. Estrellas y mesa, de Madrid in Love. Cama, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalles decorativos

Llamativas estrellas de metal envejecido, veladores de hierro pintados en tonos pastel, grandes cajas de madera rústica... los detalles de aire retro aportan un carácter muy especial al conjunto decorativo de esta habitación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vintage infantil

Los colores azul y blanco elegidos para los veladores de hierro suavizan su aspecto acercándolos al mundo de los niños. Adornados con números o letras de madera pintada y una macetita muy retro, la deco está servida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Soluciones de orden

Las zonas de almacén de juguetes se organizaron a los pies de cada cama. Lo más sencillo: contenedores de madera pintados en tonos pastel y con ruedas, sin tapas que entorpezcan su uso. Cajas, de Madrid in Love. Camas, de Ikea. Almohadones y alfombra, de Zara Home. Manta rosa de lunares, de El Corte Inglés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Abuhardillado

La singularidad del techo abuhardillado se resaltó otorgándole valor decorativo. Se consiguió revistiendo la pared irregular con un marcado papel de estrellitas, de la firma Coordonné. Perchero, de Oliphant. Muñeco, de Los Peñotes. Silla Panton, de Vitra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un dormitorio con zona de descanso y espacio para jugar

1 CON DOS CAMAS. El ambiente se organizó con una distribución idéntica de las dos zonas de descanso, equipadas con camas adosadas a las paredes y un velador a modo de mesilla para cada una. Eso sí, en blanco y azul.

2 ESPACIO DE ALMACÉN. A la derecha del acceso a la habitación se ubica un práctico armario empotrado con cabida para la ropa de los niños. Al otro lado, un cubreradiador embellece la pared y aporta un estante extra para adornos y pequeños complementos. Los juguetes también requerían una zona de almacén por lo que se colocaron sendas cajas de madera a los pies de las camas.

3 Y PARA JUGAR... Se despejó la zona central del dormitorio y se cubrió con una alfombra. La intención es que los niños tengan sitio para divertirse y pasarlo bien.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños