Una habitación infantil con literas

Ante las nuevas inquietudes y gustos de su propietaria, esta habitación se acercó más al estilo juvenil, aunque conserva ciertos detalles infantiles. 

image
1 de 4

El contraste de estilos y acabados en los muebles principales aligera el ambiente y enriquece el resultado final. Es además un recurso muy útil que suaviza el aire infantil y lo adapta a la nueva etapa del niño. En esta foto destaca el pupitre de madera barnizada, de El Osito Azul (220 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 4
Litera y zona de juegos

La gama de los grises lavados destaca en este dormitorio infantil. Una elección que proporciona una base cromática neutra con algunos detalles en color y otros en grises o azules más intensos. El resultado es un ambiente relajado y muy bien equipado. Litera con cama nido (1.684 €); escalera (242 €); pupitre (220 €) y lámpara en forma de casita de pájaros (59 euros). Todo, de El Osito Azul.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 4
cojines de estampados variados

Textiles de estampado geométrico y floral de gran formato combinan de maravilla con tejidos de tricot en tonos neutros. Comienza una nueva etapa marcada por las ganas de ser mayor en la que tienen cabida estampados divertidos alejados de los tonos pastel y de los motivos infantiles de antes. Cojines (desde 36 € c/u). Muñeca (59,30 €). Todo, de venta en El Osito Azul.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 4
Plano

Su planta cuadrada permitió organizar el espacio de este dormitorio a la perfección: con zona de descanso, de estudio y espacio para jugar.

CAMAS PARA TRES. La opción de descanso en este caso se solucionó con una preciosa litera, de estructura muy sólida, con una cama nido debajo. Adosado a la pared, este mueble proporciona tres camas muy confortables y fáciles de recoger. Como protección contra las rozaduras en el papel pintado, la pared se protegió con un zócalo alto acabado igual que la litera.  

PARA ESTUDIAR. Un pupitre de madera inspirado en los antiguos de colegio se usa como mesa de trabajo en la zona central del dormitorio. Si se hace tarde o el día está oscuro, su ligereza permite acercarlo a la ventana para recibir más luz.

DE ALMACÉN. Junto a la puerta se instaló un armario empotrado con altillo de gran capacidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños