El bebé y el hermano mayor comparten dormitorio

En este dormitorio con cama nido, el hermano mayor hace hueco a la cuna del bebé. Con tan solo cambiar el color en las paredes, cada uno parece tener un espacio propio. El del bebé con pintura rosa muy clara, y el de la cama nido, con un papel de rayas rojas y blancas, que tiene un gran impacto en la decoración; su intensidad se suaviza con mobiliario blanco y pinceladas rosas.

image
1 de 6
Un cambio de color que crea una separación visual

Con revestimientos diferentes se dividen los ambientes; el más dulce, para el bebé. La cuna se situó en la pared pintada en rosa y la cama del hermano mayor, en la decorada con papel de rayas. De El Globo Muebles: cuna (411 €); cama con nido y cajones en 2,09 x 1 x 0,74 m (1.223 €) y estantería con cajones, en 0,90 x 0,40 x 1,98 m (627 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
El color rojo imprime carácter

Su marcado contraste con el mobiliario blanco lo convierte en punto focal. Un acierto, evitar la saturación cromática con pinceladas de rosa pastel. Papel pintado (34 €/rollo) y ropa de cama, de Coordonné, por encargo en El Globo Muebles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Aprovechar bien la esquina

El espacio difícil entre la cama y el escritorio, que forman una L, se aprovecha con una estantería y un arcón. La librería se puede utilizar como mesilla y tiene capacidad para los libros del cole. El arcón es perfecto para guardar la ropa de cama o material deportivo. Estantería, en 0,90 x 0,40 x 1,18 m (306 €) y arcón, en 1 x 0,50 x 0,75 m (378 €); son de El Globo Muebles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Un escritorio funcional

Con dos muebles auxiliares en el rincón de estudio se gana espacio de almacenaje. Forman una composición con el escritorio que resulta dinámica y muy decorativa (924 €). El precio incluye un escritorio con sobre de 2 x 0,50 m, la estantería vertical y el mueble bajo. Silla (210 €). Todo, de El Globo Muebles.
A destacar, un zócalo "anti todo". En este dormitorio dos de las paredes se revisten con un zócalo de lamas lacado en blanco, como los muebles. Una solución para protegerla de habituales roces y arañazos. En la cama adosada, además, evita el deterioro del papel pintado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Auxiliares y orden

Para que un niño aprenda solo a colocar sus cosas, hay que ponérselo fácil. Si el perchero se sitúa a una altura adecuada para él y se le enseña a colgar su ropa, ya no habrá excusas para dejarla por el suelo. En cuanto a los juguetes, un mueble con un gran cajón o con tapa también es la solución para recoger con facilidad una gran parte de sus tesoros. Los dos, además, son muebles que resultan prácticos durante años. Perchero, en 90 x 38 cm (102 €) y banco con cajón, en 90 x 50 x 46 cm (335 €); de El Globo Muebles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Plano del dormitorio

Con cuna, cama y escritorio.
El equipo de El Globo Muebles se encargó del proyecto y la decoración de este dormitorio de planta rectangular, compartido por un bebé y su hermano mayor.
CUNA. Se coloca en el centro de una pared, y no arrinconada, para permitir la conexión visual entre el bebé y su hermano. Junto a ella se sitúa una lámpara que resulta muy práctica para atender al peque en los despertares nocturnos.
CAMA NIDO. Adosada a la pared, se utiliza como sofá durante el día, ya que con cojines se forma un respaldo mullido.
JUEGOS. El centro de la habitación se deja libre para que los niños puedan tirarse al suelo y jugar sobre la alfombra.
ZONA DE ESTUDIO. Se compone de un escritorio de 2 m de longitud. En un extremo, en la esquina difícil creada con la cama, sirve de apoyo a una estantería y acoge debajo un arcón. En el lado opuesto, está equipado con dos muebles auxiliares. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños