Un animado cuarto para el bebé

Una decoración apacible, con tonos soft y dibujos monocolor, transmite serenidad en este dormitorio, donde la distribución óptima deja espacio para jugar.

image
1 de 3
Un cuarto más despejado

La cuna y la cómoda con cambiador, de Musonka, se han colocado en línea, adosadas a la pared, para que Pablo tenga más espacio donde jugar.

Un acierto: con las baldas voladas, sin escuadras, los dibujos destacan más.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 3
Zona de juegos

La unidad cromática y de estilo crea sensación de tranquilidad en otro rincón del dormitorio. En él destaca una chaise longue, muy cómoda para leer los cuentos a Pablo.

Mesa y sillas, de Musonka. Colcha y cojines, de Filocolore. Dibujos del arquitecto Pablo Serrano, a quien se encargó la reforma de la casa de esta habitación. Interiorismo, Blanca Elorduy.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 3
Plano e ideas

La interiorista Blanca Elorduy creó dos zonas en el dormitorio de Pablo: juegos y descanso.

1 PARA DIBUJAR Y LEER. Una chaise longue, situada en la esquina opuesta a la cuna, y una mesa con sillas infantiles forman el área de juegos. En el centro del dormitorio, queda espacio libre para que Pablo se siente en su mantita de actividades. Además, se respeta la circulación hacia la terraza.

2 MUEBLES BÁSICOS. La cuna y una cómoda con cambiador componen la zona de descanso. Adosados a la pared y en línea, su ubicación es muy práctica para ahorrar paseos cuando toca cambiar a Pablo el pañal. Varias baldas sobre ellos amplían la capacidad de almacenaje.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños