Su dormitorio es rosa, ¡su color favorito!

Si a la niña le encanta el color rosa, decora su dormitorio con su color favorito. Vestir la cama con funda o sábanas rosas es el primer paso y después, introduce otro color, como el blanco o un tono crudo, para evitar la saturación cromática. En este coqueto dormitorio así se hizo y fue una acertada elección.

image
1 de 4
Un dormitorio más grande

La habitación es más amplia porque se integraron dos habitaciones contiguas de reducido tamaño en una reforma realizada por Cristina Tellechea y su estudio Naranja 23. En el nuevo espacio, hay tres zonas: descanso, estudio y juegos. Junto a la ventana se ha situado un escritorio a medida con tres cajones bajo el sobre. 
En cuanto a la decoración, el rosa parece el color dominante por ser el protagonista en la ropa de cama, pero se matiza con los muebles blancos y las paredes. Un plus, el discreto toque de color del zócalo alto en rosa y crudo rematado con una moldura lisa, es un fondo ideal para destacar los muebles. Cojín de terciopelo, de Gastón y Daniela. Alfombra redonda, de Ikea. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 4
Una zona de juegos

Una mesa y sillas de tamaño mini son el complemento idóneo para sus tardes de juegos. A destacar, para ganar luz y armonía, la habitación se ha decorado con un equilibrado contraste cromático; rosa para los textiles y complementos, y blanco para el mobiliario y los frentes de los armarios que, con puertas con cuarterones de cristal, aligeran su peso visual. Mesita Lack, de Ikea. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 4
Cabecero chic

El cabecero de cuadros vichy, pintados a mano, armoniza con la decoración de la pared, con rayas anchas verticales. El diseño sinuoso del cabecero, fácil de hacer con un tablero de DM, es igual que el remate ondulado de la mesilla. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 4
Plano

Con una distribución despejada, este dormitorio está dotado de los básicos que necesita un niño y cuenta con una zona amplia para juegos. CAMA Y MESILLAS. Se ha dado relevancia a esta zona con los colores, la combinación de estampados del cabecero y la pared y la posición de la cama. 
ZONA DE ESCRITORIO. Aprovecha la luz natural justo delante de la ventana. La mesa, realizada a medida en madera lacada, oculta también el radiador. Dispone de espacio suficiente para que estudien dos niños.
JUEGOS Y ALMACÉN. El área central del dormitorio se ha reservado como zona de juegos, con una alfombra y una mesita pequeña. Los dos frentes de armarios, de gran capacidad, se integran perfectamente sin restar espacio. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños