Su dormitorio, un mundo feliz

Dibujar y jugar con sus amigas son las dos grandes aficiones que Noa desarrolla a placer en su original cuarto, donde tiene de todo, hasta un mueble con forma de casa y un jardín en sus paredes. 

image
1 de 6
Bien decorado y con espacio para jugar

La pizpireta Noa adora a los animales; por eso, en su dormitorio habita todo un zoo, ya sea en forma de peluche, siluetas de madera o textiles. Y cuando no juega con ellos, los pinta a su manera sentadita en la mesa de juegos, colocada en el centro del cuarto. Y cuando vienen las primas y se quedan las primas a dormir ¡se monta una baby party! sobre la alfombra de pelo largo. De Piccolo Mondo: mesa con pata central (195 €) y sillas (125 € c/u).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Tres en uno: cuna, cama y sofá

La cuna tiene los días contados y pronto Noa estrenará su nueva cama. Su carácter evolutivo hace que se utilice ahora como sofá, donde la pequeña aprovecha para leer sentada sus primeros cuentos o como improvisada cama para dormir la siesta. El ratón juguetón velará su sueño. Silueta, de Piccolo Mondo (desde 130 € c/u). Cama nido modelo Contemporáneo, de 90 cm, de Piccolo Mondo (1.190 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Una casita con encanto

Una estructura en forma de casita blanca alberga la cama de Noa. A ambos lados se dispusieron unos estantes en donde colocar libros, juguetes, puzles o muñecas ordenados en cestos de mimbre forrados de tela. En un rincón, la pared se pintó con un sugerente bosque en el que Noa inventará mil aventuras. Estructura de la cama (2.990 €) y lámpara de pie (380 €); todo, de Piccolo Mondo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Mariposas por doquier

La nueva cama de Noa se ha llenado de múltiples cojines de diferentes tamaños y motivos, pero todos con un tema predominante: unas coloridas mariposas que revolotean juguetonas por las telas. Además, en las paredes destaca el mural de un bosque y cuadros de gran formato con diferentes animalitos. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Para sentarse mejor

Como la niña pasa mucho tiempo sentada en torno a la mesa de juegos, conviene forrar los asientos con unas galletas mullidas, para ella y sus amigos. Las galletas están realizadas con espuma de baja densidad cortada a medida y forrada con telas de pequeñas florecillas. Para fijarlas a las sillas, se les cosieron cintas en la parte posterior. Así, si se manchan, es más fácil quitarlas para lavar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Plano del dormitorio

Una habitación para descansar y jugar.
Amueblado por Piccolo Mondo, este dormitorio cuenta con una doble zona de descanso y un amplio espacio para jugar, bien sentada en la mesa o en el suelo sobre la alfombra.

1 CUNA, SOFÁ Y CAMA. Al elegir un modelo evolutivo, la antigua cuna de Noa se convierte en sofá durante el día y en cama extra por la noche. El dosel permite una mayor intimidad y minimiza la luz y el ruido.

2 ZONA DE JUEGOS. Se colocó una mesa redonda y cuatro sillas para que la niña haga sus primeras obras de arte. Cuando se canse, podrá jugar con los peluches en el suelo sentada en la alfombra.

3 UNA CAMA NIDO DENTRO DE UNA CASA. La cama tiene un diseño súper original ya que está encastrada en una estructura con forma de casa hecha a medida. Y además, cuenta con otra cama extra, una nido, para un tercer invitado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños