Un dormitorio muy animado

Con este dormitorio luminoso, divertido y original no es de extrañar que su joven propietario se lo pase bomba en compañía de sus animales favoritos.

image
1 de 8
Una habitación decorada con vinilos

Los gustos de los niños a menudo son fugaces; lo que hoy les apasiona en unos meses puede resultarles aburrido. Por eso los vinilos son tan buena opción; busca modelos fáciles de retirar y que no dejen rastro de pegamento.  

Junto a la cama, invadida por cojines lisos y estampados, se colocó la mesa de juegos y una silla. En ella su joven y risueño propietario se sienta a fantasear con sus lecturas favoritas o a terminar ese puzle ¡por supuesto, de animales! que todavía se le resiste.

Mobiliario, de Rabasa. Telas de los cojines dispuestos sobre la cama, de Pepe Peñalver.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Una estantería árbol protagoniza el mobiliario

La singular secuoya se alza majestuosa entre la cama y la cómoda. Se aprovechó una de sus ramas inferiores como mesilla de noche, sobre la que descansa una lámpara tipo flexo para las lecturas nocturnas. Manta de punto blanca, cojín grande rosado y flexo, de Filocolore.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Estantería-árbol muy original

Una singular secuoya sirve para albergar libros y objetos. Entre sus ramas irregulares se colocaron discretos apliques que, de noche, crean un ambiente mágico. Este árbol-estantería es obra de la interiorista Silvia Alfaras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8

El espacio libre entre la ventana y la cómoda se aprovechó para situar el armario. De estilo depurado, lacado en blanco y sin pomos, cuenta en su interior con una parte para perchas y otra para baldas, y un cajón en la zona inferior. Armario, de Rabasa.

ASIENTOS CON ESTILO
Un puf grande y blandito completa el sencillo mobiliario de la habitación y, además, como pesa poco se puede desplazar fácilmente. Es cómodo, actual y ¡a prueba de niños! Para sentadas en el suelo, se colocó una alfombra, de Filocolore.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Estantes y baldas

Fijados mediante escuadras, se colocaron unos estantes clásicos para almacenar cuentos, peluches y juguetes. Uno se pintó en blanco y el otro se forró de papel pintado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Vinilos de animales

Suricatos, leones y jirafas son los animales selváticos por los que el joven dueño de este dormitorio siente auténtica devoción. Por eso, qué mejor que unas tiernas siluetas para decorar y dar dinamismo a las paredes pintadas de blanco. Vinilos, de Coolkids.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Cojines divertidos y customizados

Telas lisas y estampadas  sirvieron para vestir los cojines dispuestos sobre la cama. Para dotarles de más personalidad se decoraron con piezas cosidas o botones de colores dándoles formas divertidas. El diseño es obra de Silvia Alfaras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Plano del dormitorio

Con una amplia zona de juegos

La interiorista Silvia Alfaras diseñó esta recoleta habitación con el mínimo mobiliario necesario para dar mayor importancia y amplitud a la zona lúdica.

ZONA DE DESCANSO Y ALMACENAMIENTO. Alineados sobre una misma pared se dispusieron la cama, la cómoda y el armario, de marcadas líneas rectas. En esta zona todas las miradas recaen en el original árbol estantería que alberga libros y juguetes.

ÁREA DE JUEGO. Se reservó una amplia zona de esparcimiento dividida en distintos espacios: una mesa y una silla donde dibujar, un puf grande para reclinarse cómodamente y una alfombra natural para pasar las horas muertas jugando tranquilo en el suelo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños