Un dormitorio para jóvenes roqueros

Dos habitaciones contiguas se transformaron en un amplio dormitorio doble en el que destacan la policromía de sus paredes y el dinamismo de sus murales.

image
1 de 6
Un dormitorio decorado con divertidos vinilos

Sobre las paredes, dos murales reafirman la gran afición musical de su joven inquilino. En la pared, sobre el papel pintado de Fanchulino, se dibujó una súper guitarra. En la zona lúdica, una armoniosa batería decora la pared. Ambas creaciones son obra de las pintoras Carolina Raineri y Ángela García para Home Deco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Dormitorio en azul y blanco

El armario empotrado se pintó de blanco para integrarlo en el resto del ambiente. Junto a él se dispuso la cama nido pegada a la pared, forrada con papel pintado en color azul. Alfombra de ratán, de Francisco Cumellas. Puf cupcake, y tortuga, de Mar de Cava. Manta roja y cesto, de Zara Home. Cojines y ropa de cama, de Zara Home y Home Deco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Doble entrada al dormitorio

La reforma hizo posible la doble comunicación del dormitorio. En su interior, una puerta corredera separa la zona de descanso de la de juegos y estudio. Puerta corredera de doble hoja realizada por Diego Guerrero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
La zona de juegos está separada

estudiar con buena onda. Al otro lado de la corredera se dispuso la zona de juegos y estudio. En ella se colocó una mesa con sillas en blanco y, debajo de la batería pintada, un banco sirve para sentarse o como almacén de juguetes. Mesa y sillas, de Home Deco. Alfombra redonda, de Zara Home. Cojín casa, muñecos y manta, de Mar de Cava.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Zona de estudio

Junto a una puerta acristalada se colocó un rincón de estudio más formal. La abundante luz que entra por el gran ventanal se tamizó con un screen enrollable en color blanco, de Tejidos Sánchez. Pegados al escritorio, una serie de módulos blancos, a diferentes alturas, hacen las veces de estanterías. Pegado a la pared, pintada en gris, y junto a la ventana se dispuso el escritorio-estantería cuyo frente sirve para pegar notas, fotos y fechas ineludibles. La zona se completa con una silla y una batería, pero en esta ocasión, suena de verdad. Para el suelo se eligió un laminado en blanco. Cojines, de Mar de Cava.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Plano del dormitorio

Un dormitorio con doble comunicación

Los diseñadores Judith Farrán y Diego Guerrero reformaron estas dos habitaciones e instalaron entre ambas una puerta corredera realizada a medida para separar los dos ambientes.

ZONA DE JUEGOS Y DE ESTUDIO. Parte de la habitación se reservó para el área de juegos, formada por una mesa y cuatro sillas, y para la zona de estudio, compuesta por un escritorio y unas estanterías bajas que recorren toda la pared. En ellas se almacenan cuentos y juguetes y sirven como banco.

 DORMITORIO. Al otro lado de la puerta corredera se ubicó la zona de dormir, con una cama nido para invitar a algún amigo. Como el dormitorio actual resultó de la unión de dos habitaciones, se respetaron sus dos puertas de acceso, que completan el panel corredero que independiza los dos ambientes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños